Antes de nada indicar que la finalidad de este artículo es didáctica y reflexiva, pero no atiende a ideales políticos. Uno de los temas más controvertidos a nivel politico en España es la configuración del sistema electoral, en el que por la llamada Ley D`Hondt, esa gran desconocida, se condena de facto a las minorias al ostracismo parlamentario.
 
Para ello, usando este simulador he tratado de averiguar que ocurriría si ese uno de cada tres votantes que no vota, ejerciera su voto, y este fuera a parar a un hipotético "Partido Nulo".
 
Partimos con un poco de teoría, actualmente hay tres tipos de voto:
 
  1. Voto positivo: Voto a favor de algún candidato.
  2. Voto en blanco: En España se considera voto en blanco el sobre que no contenga papeleta. El motivo por el que se dice que los votos en blanco perjudican a los partidos minoritarios es por la ley D´Hondt, según la cual el voto en blanco se suma al número total de votos del escrutinio, y por tanto eleva el número de votos necesarios para que un partido llegue al 3% del total.
  3. Voto nulo: Son los votos invalidos En sistema en este caso, no suma estos votos al número total, pero igualmente reflejado en el resultado de las elecciones. Este sistema suele utilizarse cuando un ciudadano no se siente reflejado por ninguna candidatura.
 
Lo primero que he hecho ha sido la toma de datos de todos los partidos de las pasadas elecciones municipales, y extrapolarlos a unas supuestas elecciones generales en la que hubiera en juego 350 escaños. No obstante hay que hacer una serie de matices:
 
  1. La calculadora sólo permite tener en cuenta los 10 partidos politicos más votados. Por ello, los votos pertenecientes a los siguientes partidos (3.406.598), han sido proporcionalmente repartidos entre esos 10 partidos más votados.
  2. El votante está obligado a votar.
  3. Los votos que actualmente son abstención, automáticamente pasan a formar parte del partido nulo, junto con los ya contabilizados como tal. Esto se ha decidido así porque su consideración según la Ley D´Hondt es la misma, ya que en cambio los votos en blanco se sumarían al total del escrutinio.
 
Estos son los resultados:
 
   
 
Mayoría para nuestro Partido Nulo con más de 140 escaños, ganando las elecciones, y reduciendo la represantación del Partido Popular a 97 escaños, y el Partido Socialista a 71. 
 
Datos que dejan en evidencia la escasa representación política. Si realmente los escaños estuvieran relacionados con la gente que efectivamente se siente representada, y vota, podríamos alquilar los escaños por horas a jubilados que miran obras.