Sin duda uno de los síntomas de madurez en un trader es la  aplicación sistemática y disciplinada de un sistema de trading . El trader no improvisa, tiene una confianza ciega en lo que hace , porque  sabe porqué lo hace  y que  resultados  obtendrá o tiene más posibilidades de obtener según la estadística. La  férrea aplicación de un sistema  es una base sólida sobre la que construir el éxito. Existen otros factores que son necesarios e imprescindibles para llegar a la meta, pero está claro que no se conseguirá el objetivo deseado hasta que se obtenga esta disciplina. El ser humano aprende las cosas por reiteración y repetición, por lo que es muy importante adquirir hábitos, pautas y rutinas que vayan calando en nuestra forma de hacer, y hablando de  trading  eso tiene un nombre:  Plan de Trading .