augur

En eterna búsqueda y cambio

Sevilla. ESPAÑA.

Inversión en Grecia, ¿una gran oportunidad?


Escrito 24 Mar

En este artículo se analiza el comportamiento de las bolsas el año de la quita y el siguiente. ¿Estaremos ante una oportunidad similar? Podemos invertir mediante ETFs de su índice, el ATHEX 20.

Quitas en la historia: grandes oportunidades de beneficio en las bolsas

Ahora que se ha producido la quita de deuda griega, la vida sigue y el país está sumido en la incertidumbre acerca de lo que pasará ahora. Ciertamente, en Actibva no tenemos una bola de cristal, pero sí que podemos mirar al pasado para ver que ha sucedido después de otras famosas quitas. Lo que sí podemos afirmar, es que las quitas pueden ser una gran oportunidad para obtener beneficio bursátil.

Aunque pueda parecer que las quitas son un fenómeno relativamente nuevo, nada más lejos de la realidad. La primera quita de la que se tiene constancia fue realizada por Enrique III de Inglaterra en el año 1340, según los economistas Carmen M.Reinhart y Kenneth S.Rogoff que en su obra "Esta vez es distinto: ocho siglos de necedad financiera" recogen un total de más de 260 casos de impago registrados para los que se dispone de información estadística e histórica.

Las quitas latinoamericanas

Corría el año 1973 y el mundo estaba inmerso en la crisis del petróleo. En esta crisis, a diferencia de la actual, había ganadores y perdedores. Mientras que la mayoría de los países desarrollados estaba sumido en una fuerte recesión provocada por la subida de los precios del crudo, los países árabes nadaban en la abundancia a resultas de dichos aumentos de precio.

La abundancia de petrodólares existentes en los mercados financieros se encaminó a latinoamérica para financiar proyectos de estos países pues, en occidente, la crisis limitaba las necesidades de financiación. De pronto, países como México y Brasil accedieron a una gran cantidad de ahorro exterior vía préstamos a interés variable. Para que os hagáis una idea de la magnitud del asunto, en 1972 la deuda de los países en desarrollo era de 90.000 millones de dólares y, casi diez años después, en 1981 ascendía a 462.000 millones. Cinco veces más.

Llegó un momento en el que los países deudores no pudieron pagar sus préstamos. En 1982, México declaró que sus reservas de divisas estaban agotadas. Tras esto, los prestamistas se negaron a renovar la financiación a este país y a otros en situación similar. Ese mismo año y en 1983 se produjo el impago de México y Brasil respectivamente.

La bolsa brasileña cayó un 14% el año del impago, sin embargo, al año siguiente, su selectivo protagonizó un alza del 365%. La bolsa mexicana, cayó un 28% el año de la quita; al año siguiente se revalorizó un 260% y al otro, un 69%.

La quita rusa

Durante años, varias de las mayores entidades financieras internaciones habían estado prestando enormes cantidades a Rusia con la tranquilidad de que en caso de impago, las instituciones internacionales se harían cargo del problema y proporcionarían liquidez al país comunista. Sin embargo, se equivocaron.

Un buen día, Rusia declaró una moratoria unilateral en el pago de su deuda externa. El FMI no intervino. Ante la situación, los grandes prestamistas internacionales decidieron cortar la financiación a todos aquellos países y/o empresas que no gozaran de la máxima solvencia.

Debido al default, la bolsa rusa protagonizó una caída del 85% durante el año 1998. Al año siguiente, con la quita ya realizada, el mercado de valores fue testigo de una subida del 197%.

La quita argentina

Probablemente, la quita argentina fue una de las más mediáticas, seguida en directo por televisión e internet durante el año 2001. Los problemas llegaron cuando este país eliminó la paridad fija, un peso por un dólar, que había mantenido artificialmente durante años. En cuanto se dejó flotar el peso argentino, la moneda se devaluó rápidamente hasta alcanzar una conversión de tres pesos por dólar.

Se produjo entonces el fenómeno conocido como "el corralito" que fue seguido de una fuerte recesión y la quita de la enorme deuda externa que tenía el país pues durante la década del los 90, el estado argentino se había endeudado fuertemente con el exterior, hasta el punto de no poder devolverlo.

Tras el impago, o el Merval (principal índice argentino) cayó un 29% si bien al año siguiente se produjeron alzas del 78% y, al otro, del 104%.

Conclusión

Durante el pasado año, la bolsa helena protagonizó caídas de 52% de su valor total. Sin embargo, tras la quita, lleva una revalorización en 2012 del 11%. Todo apunta a que podríamos estar ante un caso similar al ya observado en latinoamérica, Rusia o Argentina. Tal vez ha llegado el momento de que nuestras inversiones aprendan griego.

Y, por cierto, ¿a que no sabéis qué país es el que tiene el récord absoluto de quitas con 14 defaults? Para los que hayáis pensado que es España, enhorabuena, habéis acertado. La primera fue en el siglo XVI y, desde entonces, se ha convertido en un triste hábito.


Comentarios