Desde la fundación del Ibex 35 el 14 de enero de 1992 encontramos una peculiaridad estadística que se ha producido todos los años sin excepción.

Resulta que todos los años siempre ha pasado por una rentabilidad positiva y una rentabilidad negativa en el mismo año.

Esto significa que si empieza negativo en algún momento durante el año tiene muchas probabilidades a pasar a positivo y si empieza el año positivo a pasar a negativo, lo que nos conduce a un patrón claramente aprovechable.

De media ha pasado por  beneficios   del +20% y  pérdidas   del -16%.

IBEXglobal

¡Feliz 2014!

@BolsacomTrading