La concesión de hipotecas al 100% por parte de las entidades bancarias parecía cosa del pasado y, de hecho, aún hoy en día, es muy complicado lograr la concesión de un préstamo de este tipo.

Sin embargo, no podemos negar la evidencia de que ya hay entidades que han comenzado a ofrecer a sus clientes préstamos hipotecarios por el 100% del valor del inmueble; eso sí, previo cumplimiento de una serie de condiciones muy exigentes.

De acuerdo con los datos del INE, la contratación de hipotecas se está incrementando en cerca de un 10% respecto al año anterior, por lo que son muchas las entidades que no quieren dejar pasar la oportunidad de atraer a la mayor cantidad de clientes posible, incluso ofreciéndoles una financiación que, hasta hace poco, parecía haber quedado proscrita.

Además, hay muchas entidades que aún conservan gran parte del inventario de inmuebles acumulados como consecuencia de los embargos acaecidos durante estos años. Dichas entidades están deseando deshacerse de sus viviendas, así que están dispuestos a contratar hipotecas al 100% si es necesario.

Sea como fuere, en casi todos los casos que vamos a analizar, las condiciones impuestas a los clientes son notablemente más exigentes que las propias de una hipoteca tradicional por el 80% del valor del inmueble. No obstante, ésta puede ser una excelente oportunidad, ya sea para quienes no han podido ahorrar suficiente capital para cubrir el 20% del precio de su vivienda, o bien aquellos que quieren aprovechar que los precios de la vivienda en España siguen siendo notablemente competitivos.

Hipoteca al 100% con el BBVA

El BBVA fue la primera entidad en abrir la veda, ofreciendo una hipoteca variable por el 100%, en cuyo caso el diferencial aplicado se ve incrementado respecto a los casos en los que se solicita un préstamo de hasta el 80% del valor del inmueble.

El plazo máximo para proceder a la amortización es de 30 años, siempre y cuando el solicitando no supere los 70 años antes del vencimiento del contrato.

En principio, no establece condiciones complementarias, lo cual resulta bastante sorprendente

Hipoteca al 100% con el Banco Santander

En el caso de encuentres una vivienda en los portales inmobiliarios del Banco Santander -Altamira o Casaktua-, esta entidad parece estar dispuesta a ponértelo fácil. No sólo financia hasta el 100%, sino que también establece un plazo de amortización máximo de 40 años, siempre y cuando no superes los 80 años de edad, antes del vencimiento del contrato.

Entre las vinculaciones establecidas, destacan la domiciliación de la nómina o pensión por importe mínimo de 600 euros, así como la contratación de un seguro de hogar, con la propia comercializadora Santander Generales Seguros y Reaseguros.

Hipoteca al 100% con el Banco Popular

El Banco Popular, ahora integrado dentro del Grupo Santander, es otra de las entidades dispuestas a financiar hasta el 100% del valor del inmueble, siempre y cuando se trata de una de las viviendas a la venta en su propio portal inmobiliario Aliseda.

El plazo máximo de amortización es igualmente generoso, puesto que alcanza los 40 años.

Hipoteca al 100% con Liberbank

Liberbank también se presta a la aprobación de préstamos hipotecarios por el 100% al vender sus propios inmuebles. En este caso, el plazo límite de amortización es de 30 años.

Este banco no es especialmente exigente, dado que, en principio, sólo es necesario contar con una cuenta bancaria con la entidad, en la que se domicilie el pago de la hipoteca.

Hipoteca al 100% con ING

La entidad holandesa no ofrece técnicamente hipotecas al 100%; sin embargo, establece un máximo del 80% del valor de tasación, lo cual podría llegar a permitir cubrir hasta el 100% del precio de compra, cuando éste sea inferior al fijado por el perito.

Entre sus vinculaciones, destacan la contratación de un seguro de vida y un seguro del hogar.

Hipoteca al 100% con el Deutsche Bank

Finalmente, las viviendas propiedad de Deutsche Bank también pueden ser adquiridas contratando con esta entidad una hipoteca de hasta el 100% del valor de la vivienda. El plazo de amortización máximo es de 40 años.

Las vinculaciones son relativamente numerosas: la domiciliación de la nómina, la contratación del seguro de hogar y la domiciliación de, al menos, 3 recibos mensuales correspondientes a los suministros básicos.

Viviendas de los propios bancos

Como has podido comprobar, la mayor parte de estas entidades aún adoptan un principio muy conservador, dado que sólo ofrecen hipotecas al 100% cuando se trata de vender los inmuebles que ya son de su propiedad. Eso les confiere un control adicional del riesgo, puesto que conocen el valor del inmueble y, en caso de impago, la situación no supondrá una merma financiera para ellos.

Por supuesto, también podemos encontrar excepciones como la del BBVA, así que habrá que comprobar la evolución del mercado y ver si hay otras entidades que deciden apuntarse a la fiesta o bien dejan que la entidad presidida José Antonio Álvarez siga esta aventura en solitario.