Buenas tardes a todos,

A raíz del mensaje escrito por @ManuelCu, que desde aquí aprovecho para recomendaros: Qué tiene Wolters Kluwer que gusta tanto https://www.finect.com/usuario/ManuelCu/que_tiene_wolters_kluwer_que_gusta_tanto#00293a2db890146e34dd93393a2db890146e34dd933

Me he decido a escribir mi primer artículo. Nada menos que sobre Wolters Kluwer, una compañía que me parece muy interesante.

En este artículo voy a intentar aportar algunas ideas que espero sirvan al resto de Unienceros para conocer un poco más sobre WKL. Así es que lo que presento a continuación no es más que mi opinión personal. Aquí destaco los principales motivos por los que tengo a esta compañía en cartera. Por tanto, no pretendo, ni mucho menos, dar una recomendación de compra o venta de las acciones de cualquiera de las compañías que aquí menciono.

WKL es una compañía que provee información altamente especializada, software y servicios de asesoramiento a sus clientes: Abogados, contables, médicos y profesionales de las finanzas. Ayudándoles a ser más eficientes en su día a día.

Sus soluciones aportan un elevado valor, combinando tecnología con un profundo conocimiento, lo que se traduce en herramientas inteligentes, difíciles de copiar y que mejoran la calidad y eficiencia de sus clientes. Precisamente, sus clientes utilizan en su día a día los sistemas de WKL como apoyo para desempeñar sus profesiones, lo que hace que perciban unos elevados costes de cambio (“switching costs”) en caso de plantearse un cambio a otro posible sistema de la competencia. Esta, junto con su imagen de marca, es precisamente la ventaja competitiva de WKL. Por ejemplo, es difícil que un abogado o un contable se plantee cambiar el sistema que utiliza cada día para consultar los expedientes de sus clientes, el que utiliza para realizar las declaraciones de impuestos de sus clientes o con el que factura sus servicios. El riesgo/temor a que el nuevo software falle hace que los costes del cambio se perciban como mucho mayores que el posible ahorro que conseguirían.

 El elevado conocimiento y prestigio de marca alcanzados por WKL en los sectores en los que opera, se apoyan en más de 175 años de experiencia. Actualmente, dan soporte a:

  • Más de 600.000 profesionales jurídicos
  • Más de 210.000 firmas fiscales y contables en todo el mundo à más de 40 millones de declaraciones de impuestos
  • Profesionales de la salud en 164 países
  • Al 90% de los bancos americanos y a los 40 mayores bancos del mundo

El grupo emplea a unos 19.000 profesionales en todo el mundo y su organización se divide en cuatro divisiones:

  • Legal & Regulatory (40% de la facturación)
  • Tax & Accounting (27%)
  • Health (22%)
  • Financial & Compliance (11%)

El 75% de sus ingresos (3.565 millones en 2013) son recurrentes, siendo estos a través de suscripciones que la compañía cobra por adelantado. WKL ha dejado de ser una editorial para ser una compañía proveedora de servicios digitales con elevado valor añadido. Sus ingresos por soporte digital han pasado de representar un 35% en 2004 a un 61% en 2013.

La compañía cuenta con un experimentado y contrastado equipo gestor con un sobrado track record sobre su gestión, con visión de largo plazo y de generar valor para el accionista. Este equipo gestor está liderado por la CEO, Nancy McKinstry, que tomó las riendas en 2003. La señora McKinstry ha conseguido desde entonces evitar que WKL se quedara estancada como compañía editorial, transformando sus productos al soporte digital (mucho más rentables y demandados).

Además, desde que McKinstry se hizo al frente de la compañía ha llevado el margen de EBITDA desde el 18% en 2004 a un 26% en 2013. Y eso con una crisis global por medio como no se conocía desde hacía décadas.

El 54% de su negocio proviene de Norte América, mientras que la compañía cotiza en Amsterdam. Esto hace que no esté tan seguida por los analistas americanos como lo estaría de cotizar allí. Y, en Europa (39% de la facturación) tampoco es que sea precisamente una compañía muy conocida.  Este podría ser un motivo por el que WKL esté barata. ¿Qué pasaría si WKL decidiera cotizar en NY?

En cuanto a la política de dividendos, KWL suma ya un total de 25 años de aumentos o estabilidad en el dividendo por acción. Con ocho años consecutivos de subidas del EPS. Para 2014 se estima que sea de 0,70 €/acc, lo que supondría una rentabilidad por dividendo del 3,2% a precio de cotización de la última sesión. Además, para evitar la dilución del accionista debido a las bonificaciones en acciones a los gestores, WKL ha fijado una política de recompra de acciones propias (estimados 25 millones de euros en 2014).

WKL invierte entre el 8 y el 10% de ventas para adquisiciones, desarrollo y mejora de productos. En este sector, las adquisiciones se hacen pagando una prima sobre el valor de mercado, lo que siempre resulta un riesgo a futuro. Bien es cierto que hasta ahora han demostrado que seleccionan muy bien sus adquisiciones, ya que la mayoría de las inversiones hechas entre 2008 y 2011 han obtenido un ROI del 8% el tercer año. Y el 50% de todas lo han conseguido al segundo año. En cualquier caso, esto no garantiza que no vayan a realizar malas inversiones y caras en el futuro. Habrá que estar vigilantes.

WKL tiene un endeudamiento relativamente bajo, con una deuda neta de 2,1 sobre EBITDA y de 0,8 sobre Equity. Por debajo de la media del sector.

Por último, WKL tiene un ROCE muy elevado, elevadísimo. En buena parte porque las suscripciones se cobran por adelantado y porque su negocio se basa en software, que una vez desarrollado e implementado, no requiere de muchos más costes para funcionar.

Sus competidores a nivel global pueden considerarse que son, por tamaño de capitalización: Thomson Reuters, Reeds Elsevier, Pearson e Informa (sólo Informa tiene menor capitalización que WKL). Thomson vende cuatro veces más que WKL, Reed y Pearson venden el doble e, Informa la mitad.

Con este panorama, no se puede descartar que alguno de sus rivales intente comprar WKL. En este sentido, WKL cuenta con la Wolters Kluwer Preference Shares Foundation, un organismo independiente de WKL que, en caso de que alguien intentase desestabilizar, poner en riesgo su continuidad o comprar la compañía, podría llegar a hacerse con acciones preferentes (no emitidas hoy en día) por una cantidad equivalente al 100% de las acciones ordinarias en mercado en ese momento. Lo que garantizaría el control al equipo gestor y les daría tiempo para tomar la mejor decisión posible para la compañía y sus accionistas ante la amenaza que se presentara.

Por todo lo dicho, para mi WKL es una compañía value. Con un negocio sólido, previsible (por su enorme porcentaje de ventas recurrentes), que va a seguir ahí los próximos 15 años, que tiene unas perspectivas de crecimiento estables, y que tiene unas barreras de entrada que está demostrando ser capaz de mantener en el tiempo. Cotiza a 21,59 ¿hay margen de seguridad a ese precio?

Saludos a todos,

César