Ayer leí en el periódico que se publicó en el BOE del sábado 19 el Real Decreto de Reforzamiento del Sistema Financiero, noticia que parece tener a los mercados un tanto nerviosos y que seguramente sea la causa por la que el IBEX ha bajado hoy.

Por muy sofisticados que nos creamos, no hemos inventado nada en cuanto a crisis bancarias.   La crisis de las S&L de los Estados Unidos a finales de los ochenta es un precedente similar al sarampión que estamos pasando hoy día. Algunas cosas suenan parecidísimas, en Beating the Street, Peter Lynch clasifica a los gestores de S&L en tres categorías: 1) Los tipos malos, 2) Los tipos codiciosos y 3) Los Jimmy Stewarts (por el papel de George Bailey en “Qué Bello es Vivir”). Este pasaje podría haberlo escrito sobre alguna entidad española:

“Más pronto que tarde, los propietarios y consejeros de In God We Trust estaban prestando los 20 millones procedentes de los Certificados de Depósito a amigos, parientes y asociados para unos cuantos proyectos de construcción de dudoso mérito. Esto creó un boom constructor en muchos lugares que no necesitaban edificios. Mientras tanto, la S&L parecía muy rentable sobre el papel gracias a las enormes comisiones de apertura con los que cargaba esos préstamos.

Estos “beneficios” se añadían al capital de las S&L, y por cada dólar que se incrementaba el capital, los propietarios y consejeros podían hacer préstamos por valor de 20 dólares. El sistema se retroalimentaba, y esa es la causa por las que S&L de pequeñas poblaciones como la de Vernon en Texas llegaron a ser compañías de un billón de dólares. Conforme se aumentaban los préstamos, crecía el capital, hasta que pronto hubo suficiente dinero para pagar sobornos a contables y auditores y donaciones a senadores y representantes en los poderosos comités bancarios, y con lo que sobraba daba para Jets privados y fiestas con fulanas y elefantes de importación”

En España han predominado las dos primeras categorías en las Cajas de Ahorro (un 19,4 % de exposición inmobiliaria potencialmente problemática, frente a un 12% de los bancos), lo cual no es de extrañar, estando el 50% del sistema financiero español en manos de los políticos. El pasado 6 de Febrero, el suplemento Negocios del diario EL PAIS publicaba esta noticia de la que he sacado los datos para la tabla de abajo. Se trataba de los datos de exposición al riesgo inmobiliario facilitados por las entidades financieras por recomendación del Banco de España (el que quiera enterarse lo que significa cada cosa que lea este artículo de Alberto Recarte). De estos datos sale el cálculo de los 20.000 millones de euros necesarios para recapitalizar las cajas de ahorro, que no es sino el 2,22% necesario para llegar al   10% de core capital por el monto total de activos consolidados de las mismas. El primer problema surge cuando el propio regulador dice que los números que le han dado las entidades no cuadran con los que él tiene y que estamos hablando de 320.000 millones de euros de exposición del sistema financiero al préstamo promotor. Lo cual tampoco es tan grave, pues estaríamos hablando de 7.000 millones de euros adicionales (que en el contexto actual se los mete uno en un diente) para llegar al nivel de cobertura existente con los números “falsos”. Lo que pasa es que si hay algo que los mercados toleran mal es la incertidumbre. Poniéndonos en el caso extremo de que todos los activos inmobiliarios estén en el balance de las entidades financieras a precios de burbuja y los precios debieran ajustarse hasta el 50%, estaríamos hablando de 40.000 millones adicionales a los 20.000 calculados inicialmente, sin contar con los préstamos fallidos ligados al sector de la construcción, en serios problemas por el impago de sus clientes (los promotores) y las administraciones públicas.  Si a esta incertidumbre sumamos que para recaudar capital las cajas pueden recurrir a la venta de su participación industrial, es normal el selloff del día de hoy.

Cifras facilitadas por las entidades
EntidadActivos ConsolidadosCore Capital (%)Inversión Crediticia en España sin AAPPExposición a Crédito Promotor% sobre inversión crediticia% sobre activos consolidadosInmobiliario Potencialmente problemático% sobre inversión crediticiaProvisiones Específicas% de coberturaProvisiones genéricas% de cobertura (con genérica)
TOTAL CAJAS1.290.7117,78%850.360164.88119,4%12,8%98.36111,6%29.23829,7%5.73435,6%
Banco Santander1.217.5018,60%216.72627.33412,6%2,2%17.9168,3%4.64125,9%76830,2%
BBVA552.7389,60%185.36116.6089,0%3,0%10.7175,8%2.83426,4%N/DN/D
Banco Popular130.1409,40%102.08717.84017,5%13,7%8.9188,7%2.34526,3%32930,0%
Banco Sabadell97.0998,20%68.70110.17014,8%10,5%6.5989,6%1.61324,4%42730,9%
Bankinter54.0256,80%42.4102.4525,8%4,5%7761,8%25933,4%15753,6%
Banesto120.6218,30%72.9327.95910,9%6,6%5.4097,4%1.23422,8%19026,3%
TOTAL BANCOS2.172.124 688.21782.36312,0%3,8%50.3347,3%12.92625,7%1.87129,4%
BANCOS Y CAJAS3.462.835 1.538.577247.24416,1%7,1%148.6959,7%42.16428,4%7.60533,5%
Ajuste a Cifras del Regulador
EntidadActivos ConsolidadosCore Capital (%)Inversión Crediticia en España sin AAPPExposición a Crédito Promotor% sobre inversión crediticia% sobre activos consolidadosInmobiliario Potencialmente problemático% sobre inversión crediticiaProvisiones Específicas% de coberturaProvisiones genéricas% de cobertura (con genérica)
TOTAL CAJAS1.290.7117,78%850.360212.73425,0%16,5%116.09313,7%29.23825,2%5.73430,1%
Banco Santander1.217.5018,60%216.72635.26716,3%2,9%21.1469,8%4.64121,9%76825,6%
BBVA552.7389,60%185.36121.42811,6%3,9%12.6496,8%2.83422,4%N/DN/D
Banco Popular130.1409,40%102.08723.01822,5%17,7%10.52610,3%2.34522,3%32925,4%
Banco Sabadell97.0998,20%68.70113.12219,1%13,5%7.78711,3%1.61320,7%42726,2%
Bankinter54.0256,80%42.4103.1637,5%5,9%9162,2%25928,3%15745,4%
Banesto120.6218,30%72.93210.26914,1%8,5%6.3848,8%1.23419,3%19022,3%
TOTAL BANCOS2.172.124 688.217106.26615,4%4,9%59.4078,6%12.92621,8%1.87124,9%
BANCOS Y CAJAS3.462.835 1.538.577319.00020,7%9,2%175.50011,4%42.16424,0%7.60528,4%

 

Viendo los números de las tablas y las intenciones expresadas por la dirección de BBVA, parece que gran parte de la pasta del rescate de las cajas va a salir del bolsillo de los dos grandes bancos, que son los que tienen capital excedente como para cumplir con el 8% de core capital que se exigirá a los bancos (9,2% estimado pasa SAN en 2012 y 9,9% estimado para BBVA, también en 2012). Esperemos que los números finales estén más cerca del primer escenario que del tercero (20.000 M€ en vez de 60.000 M€). El 10 de Marzo el Banco de España publicará la situación de cada entidad, y hay quien piensa que si está dispuesto a ser tan transparente es porque la situación no es tan mala como muchos se esperan. En cualquier caso, el que sea trabajador bancario que se ponga las pilas pues la consolidación en el sector va a ser brutal, esa es la única conclusión que saco en claro de este análisis (quizás otra es que van a estar en el punto de mira de los mercados, por lo menos tres semanas). Para sacar otras conclusiones habrá que esperar acontecimientos, ahora mismo invertir en bancos es una moneda al aire.