La semana terminó siendo muy buena para los mercados de renta variable, con avances de los principales índices de entre un 2% y un 7% a excepción de algunos índices asiáticos.

 

 

El comienzo de la semana resultaba complicado con la salida de Jürgen Stark , economista jefe del BCE el viernes, el recrudecimiento de la tensión en Europa de la mano de Italia y Francia (destacaban las fuertes caídas de su sector bancario) y las palabras desde Alemania donde se apuntaba a un posible default ordenado de Grecia.

 

Varios eventos influyeron en el cambio de tono de los mercados. El G7 hizo declaraciones de buenas intenciones, luego el Presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, apuntó a los eurobonos como opción más cercana (frente a la negativa Merkel), después el presidente francés y la canciller alemana descartaban que Grecia fuera a abandonar la Zona Euro y, por último y más destacable, el anuncio del BCE que, de manera coordinada con los principales bancos centrales, va a proporcionar liquidez en dólares a los bancos europeos

 

Así, los mercados de renta variable acumularon ganancias en la semana, el dólar se debilitó un poco, el oro cayó de precio y las TIRes de los bonos aumentaron.

 

El fin de semana se reunió en Polonia el Ecofin, que no debatirá hasta octubre el desbloqueo del sexto tramo del primer programa de ayuda a Grecia (8.000Mn ), lo que podría añadir presión al Gobierno griego para acelerar sus reformas. De hecho, el Gobierno de Grecia anunció el domingo, tras una reunión de emergencia de su Consejo de Ministros, que a celerará las reformas para poder seguir recibiendo las ayudas internacionales. El Ecofín también ha rechazado la propuesta del Secretario del Tesoro americano, Timothy Geithner, de aumentar la dotación del fondo de rescate europeo y de apoyar el crecimiento económico con políticas expansionistas, alegando que la crisis de deuda europea no deja espacio ni para recortes de impuestos ni para gastos extra.

 

Aparte, los datos macroeconómicos conocidos la semana pasada continuaron siendo débiles, la nota positiva la puso el índice de confianza que elabora la Universidad de Michigan.

 

Esta semana se celebrarán varias reuniones. La de la FED (martes y miércoles), una reunión de los ministros de finanzas del G20 (viernes) y el foro económico anual del FMI y el Banco Mundial (viernes-domingo). También se publicará el martes el informe económico del FMI en el que previsiblemente rebaje las previsiones de crecimiento e inflación, y en Alemania comenzará el debate en el Parlamento sobre los cambios realizados en el fondo de rescate europeo (EFSF).

 

Por último, conoceremos el ZEW alemán que podría mostrar en septiembre una lectura más negativa . Datos de PMIs en Europa y China, subasta en España de letras a 12 y 18 meses. En USA , el índice de indicadores adelantados.