El otoño estacional y climático ya ha llegado a España (todavía sin Gobierno) y a su vez, los mercados de valores hispanos no terminan de despertar o arrancar de las muchas dudas políticas y económicas que lo rodean y que van desde la elección de un nuevo ejecutivo (¿terceras elecciones?) o la ejecución final del Brexit a nivel europeo, los posibles acuerdos para impulsar el precio del petróleo entre los países exportadores, problemas del Deutsche Bank y alguna que otra fusión pendiente entre... ¿Bankia y BMN? (por ejemplo). 

En el mundo de las finanzas todo lo que sean incertidumbres y dudas se suele traducir en bajadas de precios en los activos de Bolsa,corrección de niveles y ruptura de soportes o en su caso, movimientos laterales en los gráficos –charts- que suponen un quebradero de cabeza diario para los traders, analistas, gestores de fondos de inversión y los inversores particulares en general.

Nunca ha sido fácil acertar a la hora de invertir en los mercados de renta variable y este tipo de situaciones de indefinición y alta volatilidad lo complica todavía aún más si cabe, lo que ocasiona buenas expectativas de beneficios en los primeros compases de la sesión bursátil para ir “desinflándose” a lo largo de la jornada y terminar el día con leves subidas o pequeños recortes en las cotizaciones. Es la hora de realizar cálculos, operaciones y estrategias bursátiles dirigidas u orientadas hacia el último trimestre del año y para ello, los pequeños y medianos inversores habituales seguidores de esta sección Consejos de Bolsa deberán continuar su adecuada formación aprendiendo entre otros el significado de los siguientes términos: Apalancamiento financiero, Chiringuito financiero y Fondo de Inversión.

APALANCAMIENTO FINANCIERO: Consiste básicamente en la forma de endeudamiento que facilita realizar inversiones muy superiores en volumen de capital con menor cantidad de dinero inicial. Se deberá depositar una garantía previa y se puede ganar mucho dinero y por ende, si el resultado de dicha apuesta inversora es negativo… ¡Llegar a perder una cantidad mayor!

CHIRINGUITO FINANCIERO: Son entidades financieras que sin estar debidamente legalizadas suelen captar clientes prometiéndoles rentabilidades muy superiores a la media del mercado tradicional. Este tipo de entidades no tienen la supervisión del Banco de España, ni la Comisión Nacional del Mercado de Valores –CNMV- por lo que suponen un alto riesgo de insolvencia para los inversores.

FONDOS DE INVERSIÓN: Es uno de los productos financieros más utilizados en estos últimos años y consisten en la agrupación de capital de muchos inversores en un fondo para invertir. A través de una sociedad gestora y administradora se invertirá en distintos activos financieros y los beneficios obtenidos se repartirán entre los partícipes del fondo según el número de participaciones correspondiente a cada uno. Existen una gran variedad y tipología en los fondos de inversión y estos pueden ser de renta fija, renta mixta o renta variable (según porcentajes) además pueden ser fondos de inversión abiertos que permiten la entrada y salida diaria de partícipes o por el contrario, los fondos de inversión cerrados cuya característica principal radica en que permite la entrada de un número determinado de partícipes y al llegar a su máximo estipulado no aceptará más inversores.

Como históricamente ya han podido apreciar, verificar y sufrir los inversores más experimentados en los mercados de valores, la apuesta  inversora en los mercados de acciones o fondos de inversión de renta variable nunca ha sido fácil y siempre tiene un componente de incertidumbre, volatilidad y riesgo inversor inherente a este tipo de actividad financiera.

Cuando leamos o veamos en televisión e Internet que un famoso gurú veterano de las inversiones (por ejemplo Warren Buffett), ha conseguido ganar unas cantidades fabulosas de dinero en la Bolsa será muy conveniente recordar que, normalmente en ocasiones anteriores y cuando este tenía menos años,  experiencia y formación, algunos de sus resultados iniciales como inversor novel fueron negativos.

FRASE DEL DÍA: “Quien no es competente para crearse por sí mismo una opinión y tomar una decisión, no debe acudir a la Bolsa”. André Kostolany.

Saludos para todos nuestros seguidores y lectores en FINECT (antes UNIENCE) 

Miguel A. Patiño