Es la noticia del momento, tras una década  de difíciles negociaciones, Pekín y Moscú firmaron un esperado contrato por el que Rusia suministrará a China gas natural valorado en cientos de miles de millones de dólares, según una de las principales petroleras estatales china y las agencias de noticias rusas.

Ninguna de las partes dio detalles sobre el precio, que desde hacía tiempo era el principal problema para llegar a un acuerdo. Ambas partes han anunciado en el pasado acuerdos de suministro, aclarando que el precio definitivo se negociaría más adelante.

"Los dos países han firmado un contrato valorado en total en US$400.000 millones por un periodo de 30 años". Es el mayor contrato para Gazprom.

Las agencias rusas indicaron que el contrato contempla el suministro de 38.000 millones de metros cúbicos de gas al año, lo que implicaría un precio de en torno a US$350 por millar de metros cúbicos, en la parte baja de lo que Gazprom cobra actualmente a los clientes a los que exporta.

El precio del acuerdo con China "es un secreto comercial", informaron las agencias de noticias rusas.  Este acuerdo permitiría a Gazprom hacer un giro estratégico hacia Asia, en un momento en que la Unión Europea busca liberarse del control energético de Moscú.

La UE está acelerando sus planes para encontrar fuentes alternativas de gas y obstaculizar los esfuerzos de Gazprom por incrementar su presencia en el continente ante los temores de que la crisis de Ucrania acabe por provocar cortes del suministro de gas a Europa.

"Rusia necesita mucho este acuerdo con China porque tiene que demostrarle a Bruselas y a algunos países de la UE que está dando un paso económicamente rentable y que ha encontrado un nuevo mercado para su gas". Artículo WSJ.

Pero aunque Rusia y China acuerden un precio que garantice el suministro futuro de gas ruso al gigante asiático, el futuro de Gazprom probablemente seguirá estando muy vinculado al mercado europeo. Gazprom suministra el 30% del gas de Europa, y cerca de la mitad de ese total pasa por Ucrania. Gazprom necesita un precio mayor que el que recibe por sus exportaciones a Europa para compensar el precio muchísimo más barato que cobra en su mercado nacional, donde el gas está subvencionado.   

Las exportaciones de gas de Rusia suponen cerca del 10% del total de exportaciones del país y el 6% de los ingresos estatales. "Rusia depende tremendamente de estos ingresos para cumplir sus responsabilidades mínimas con la sociedad: pagar a los profesores, los militares, los médicos y los pensionistas".

Ante este acuerdo económico y estratégico entre los dos colosos internacionales que afecta de forma indirecta en los mercados de valores y viendo  el deterioro de la situación en Ucrania…

¿Se atreverá Rusia a tensar más la cuerda cortando el suministro de gas a Ucrania? … ¿Han fracasado todas las iniciativas diplomáticas de la zona euro?... ¿Se aprovecha China de la crisis Rusia/Unión Europea?

Miguel Angel Patiño

www.comparativadebancos.com/author/miguel/