El pasado miércoles día 22 de mayo, publicó un artículo The Wall Street Journal sobre el tema de la recesión española , sus consecuencias políticas y económicas. El cambio que España está empezando a realizar en el terreno político queda reflejado -como anécdota del momento- en lo que se podría denominar: "EL CASO BIURRUN", dedicado a la gestión de una nueva alcaldesa del pueblo madrileño de Torrelodones.

Para todos nuestros participantes en UNIENCE (más de 53.000) hoy os dejo estos fragmentos del artículo sobre lo que también podríamos llamar: "Otra manera más cívica de gobernar".

" El mal olor de las aguas negras fue el despertador de la carrera política de Elena Biurrun. Esta ama de casa y madre de familia se convirtió en una activista cívica después de que las autoridades locales se negaran a reparar una tubería de alcantarillado rota, y una cosa llevó a la otra: creó un grupo de defensa de un bosque contra los promotores inmobiliarios. Tras seis años peleando contra el ayuntamiento, Elena  Biurrun fue elegida alcaldesa.

La alcaldesa de 39 años, ha abierto el ayuntamiento a aportes de los ciudadanos, ha abolido muchas prebendas oficiales y ha empleado los ahorros municipales para reparar carreteras y escuelas, y aún le ha sobrado lo suficiente como para el trazado de vías de bicicletas y para renovar un campo de fútbol.

En su toma de posesión, Biurrun se conmovió ante una muchedumbre eufórica. Luego sacó la tijera. Bajó el sueldo del alcalde en 21% , a 49500€ al año, redujo los sueldos de los concejales y eliminó cuatro puestos remunerados de asesores.

Se deshizo de la escolta policial, el auto oficial y el empleado del ayuntamiento que ejercía de chofer pasó a tener otras funciones. Devolvió una alfombra con el emblema del gobierno cuya limpieza costaba cerca de 300€ al mes. Dispuso que sus concejales se pagaran sus comidas en los actos de trabajo en lugar de pasar los gastos a la ciudad.

La contabilidad del ayuntamiento se hace pública en Internet cada tres meses, lo que no es muy habitual en España. Los ciudadanos pueden hacer preguntas en las asambleas, que Biurrun trasladó a las tardes y que ha establecido que se transmitan en directo por radio e Internet".

Artículo completo. Aquí.

Ante este tipo de cambios en la conducta de nuestros dirigentes políticos las preguntas que se me ocurren son las siguientes: ¿Estamos asistiendo a un caso aislado?...¿Es una nueva forma de gobernar?...¿Permitirán los "grandes partidos" que se les arrebaten sus reinos de taifas actuales?

Como siempre, agradezco vuestros acertados comentarios.

Miguel Angel Patiño

www.comparativadebancos.com/teoria/consejos-bolsa/