Antonio Romero | Miguel Ángel Patiño

(comparativadebancos)

Analista de mercados, escritor de artículos de economía y bolsa para pequeños y medianos inversores.

Cartagena. Murcia. ESPAÑA.

Euforia en las bolsas europeas


Escrito 11 Aug 12

La simple idea de que el Banco Central Europeo -BCE- pueda en un futuro próximo empezar a inyectar de manera "constante" y "abundante" toda la liquidez necesaria para ayudar a los países comunitarios en apuros, según sus necesidades propias, ha conseguido cambiar el ritmo negativo de los mercados de bolsa europeos, impulsándolos  al alza durante varias jornadas.

En el mercado español es de destacar especialmente la subida del IBEX35 que ha pasado de los 5.950 puntos que marcaba el día 24/07/2012, hasta alcanzar la resistencia de los 7.200 puntos el día 07/08/2012  y solamente durante esta semana a subido un 4,32% situándose al cierre en los  7.047 puntos, fuerte impulso que cambia la tónica bajista imperante desde hace muchos meses.

Por lo tanto esta "euforia alcista" que denotan muchos inversores, nos puede llevar a plantearnos varias cuestiones con respecto a si el mercado está valorando la realidad de las economías  europeas -sobre todo las periféricas- o simplemente ha entrado en otra burbuja de irrealidad donde se "aparcan" todos los datos financieros negativos, para quedarse solo con las esperanzas en un futuro mejor en forma de cheques comunitarios, expedidos desde la gran máquina de hacer dinero que puede llegar a ser el Banco Central Europeo.

Actualmente son muchas las voces acreditadas que avisan del riesgo de los mercados en cuanto a "despreciar" la realidad de la extensión y generalización en la recesión de la economía global, con pequeños crecimientos o en descenso y que al parecer se podría mantener así durante bastante más tiempo del deseado por la comunidad inversora.
La actuación del BCE en favor de las deudas soberanas de países como España e Italia -con la compra de bonos- se demostró efectiva durante solo unas pocas semanas y debemos recordar que el Sr.Draghi ha pasado en pocos días de apostar claramente por una actuación contundente del BCE en los mercados, a "recoger velas" y hacer recomendaciones económicas  destinadas a los países más afectados por la crisis del tipo:
  • Abrir competencias
  • Recortar el gasto público
  • Aumento de las recaudaciones
  • Inversión en I+D
  • Reducción de la excesivas burocracias nacionales y comunitarias.

Todas esa medidas se antojan muy certeras, pero la mayoría deberán hacer su efecto benéfico en el largo plazo. Mientras esto ocurre, la política alemana con perceptivas de elecciones generales en el cercano horizonte germano, dificulta gravemente la aprobación y visto bueno sobre la utilización de más fondos europeos destinados a "salvar  la quema" a algunas economías comunitarias.

Por si faltaba poco para seguir enredados en las redes  alemanas, el próximo día 12 de septiembre el Tribunal Constitucional de Karlsruhe deberá pronunciarse sobre un pacto europeo de disciplina fiscal así como del nuevo mecanismo de rescate europeo - MEDE- del que como siempre, los alemanes serán los principales y máximos contribuyentes de dinero.

La idea sobre la celebración de un referéndum en Alemania para la aprobación o supresión de más ayudas a sus castigados socios comunitarios, empieza a ser una cercana realidad de incierto resultado y ya se sabe que una vez metidos los políticos y sus grandes partidos en campaña...todo es posible.

Ante este panorama económico-financiero, los inversores deberemos hacer como el simpático y precavido camaleón, que en sus desplazamientos cotidianos, mueve las patas... ¡¡¡  una vez hacia delante y varias hacia atrás !!!

¿Están ustedes de acuerdo?

Comentarios (0)