La crisis económica  en la euro zona parece que tiene diversos perfiles negativos entre sus socios y tras la debacle sufrida por griegos y portugueses o los fuertes recortes registrados en España o Italia, es ahora “La gran Francia” la que se sitúa en el disparadero y la especulación de los mercados.

Su actual situación de estancamiento en el crecimiento de su economía y su constante subida de las tasas de paro, han obligado al gobierno francés a “saltar a la arena financiera” de forma preventiva, antes de terminar cayendo en situaciones peligrosas y riesgos para su solvencia económica y con ella la de toda la comunidad del EURO.

Las medidas de recortes del gasto público no serán muy populares en la sociedad gala y esto ha ocasionado un “motín” dentro de las propias filas del ejecutivo, con urgente remodelación de las carteras y sus ministros más díscolos o mediáticamente opuestos a dichas medidas. Veamos cómo se enfrenta su primer ministro a estos retos económico-financieros y para ello, quiero compartir con vosotros un artículo de actualidad publicado sobre el tema:

“El primer ministro francés, Manuel Valls, pidió hoy al Banco Central Europeo (BCE) que vaya más lejos en las medidas adoptadas en los últimos meses que han permitido que el euro bajara, pues, a su juicio, la moneda única sigue en un nivel demasiado alto y perjudica la competitividad de las empresas”.

" El euro se ha depreciado un 6 % desde abril respecto al dólar sin intervención directa en los mercados. Pero hay que ir más lejos y más rápido, sobre todo porque la inflación es demasiado baja", dijo Valls durante un discurso en la universidad de verano de la patronal francesa Medef en Jouy en Josas, en las cercanías de París”.

“En alusión a la evolución casi plana de los precios, expresó su plena confianza  en que el BCE cumpla su mandato de una inflación próxima al 2 % utilizando todos los medios a su disposición”. Pero hay prisa.

El jefe del Gobierno socialista admitió que ha habido "un movimiento positivo" del BCE desde junio para estimular la actividad, aunque, en su opinión, es insuficiente. Reiteró el análisis que hacen los responsables franceses desde hace meses de que "el euro está sobrevalorado" y ello "es malo para muchas empresas" y "malo para el crecimiento". Yahoo.finance

La economía francesa ha estado estancada en los dos primeros trimestres del año y el ejecutivo considera que uno de sus principales problemas es la falta de competitividad exterior, que achaca en parte a que la moneda única europea está muy alta con respecto al resto de las grandes divisas.

De momento, la situación de tipos bajos y caída del EURO no parece preocupar a los mercados de valores. Con un Euro en constante caída frente al Dólar…

¿Estáis de acuerdo con la visión monetaria del Primer Ministro de Francia?... ¿Se pueden generar otros perjuicios anexos ante una excesiva devaluación?

Como siempre, se agradecen vuestros comentarios.

Miguel A. Patiño

www.finect.com/blogs-financieros/comparativadebancos