Tras el precario acuerdo sobre el "fiscal cliff" alcanzado entre demócratas y republicanos esta semana, la Reserva Federal, se enfrenta a los años 2013,2014 y 2015, con la intención de mantener los tipos de interés bajos y un constante bombeo de dólares por parte de "la máquina del Sr.Bernanke".

La Fed se ha comprometido a recomprar la deuda de alrededor de 85.000 millones de dólares al mes, por lo menos este año y el que viene, esto lo convierte en un flujo de capital muy fuerte que convierte al Banco Central de Estados Unidos en una fábrica de alta presión monetaria.

La Reserva Federal se ha convertido en una "bomba" que maneja el acuífero monetario más grande del mundo llamado dinero en forma de dólares. Pero la "bomba" sin embargo no es inagotable, en algún momento si permanece en funcionamiento de forma ininterrumpida durante mucho tiempo, ésta podrìa romperse, dejando de ser en ese momento el dólar...la reserva... preferida por todo el mundo financiero.

Es evidente que tal y como están las cosas ahora mismo en el panorama económico global, el posible fracaso del dólar como moneda refugio no está en peligro inminente, dado a que solamente el EURO ha sido capaz de hacerle sombra durante unos años y en la actualidad ..."No está precisamente para tirar cohetes".

Expuesto lo anterior, es una evidencia que el mantenimiento de la "bomba" del Sr. Bernanke en continuo funcionamiento, tiene una consecuencia clara para la economía americana que se llama...INFLACIÓN.

La esperanza de muchos analistas está en que el jefe de la FED sea capaz de regular convenientemente el grifo conectado a la "bomba monetaria", para mantener el equilibrio deseado entre potenciar el crecimiento económico y la creación de empleos, evitando un sobrecalentamiento excesivo y el grave riesgo que conllevaría una alta inflación.

Lo que se denomina en USA : "el viento de la inflación...se dice que afectará de abajo hacia arriba", traducido significaría, que los márgenes de muchas empresas de bienes de consumo se empiezan a ver presionados por la inflación, ya que dichas empresas han comprimido al máximo en eficiencia para mantenimiento de los márgenes de beneficios y resultados negativos se trasladarán lógicamente al precio de sus acciones en las bolsas.

Veremos cuanto aguanta el Sr. Bernanke: "con el dedo en el gatillo de la bomba", ya que en las últimas actas de la FED, se empieza a leer que -tal vez en unos meses- será conveniente empezar a rebajar la presión de la misma con las consecuencias que de ello se derivarán para ...¡ muchas empresas cotizadas !

¿Cuánto tardará el Sr. Bernanke en bajar o cerrar la presión de la bomba?

Comparativadebancos/ consejosbolsa