"Para evitar o atenuar  los duros impactos sobre nuestras carteras de inversión se deben tomar distintas medidas de prevención, para no tener que terminar echando la culpa de nuestra negligencia inversora a motivos del tipo accidental, de mala suerte o simplemente a problemas técnicos imprevisibles". 

"Las normas básicas persiguen hacer que el inversor esté preparado para poder afrentar circunstancias inesperadas del mercado con la confianza de no terminar  “fuera de juego”Artículo completo.

¿Conocemos nuestras propias limitaciones ante la inversión?

Miguel A. Patiño

www.comparativadebancos.com/author/miguel/