Antonio Romero | Miguel Ángel Patiño

(comparativadebancos)

Analista de mercados, escritor de artículos de economía y bolsa para pequeños y medianos inversores.

Cartagena. Murcia. ESPAÑA.

¿Puedo negociar mi deuda con el banco?


Escrito 13 Oct 12

 

Vivimos una etapa económica y financiera en España que por todos es sabido muy difícil, y las necesidades de recursos monetarios de las familias para afrontar los pagos del duro endeudamiento financiero adquirido desde hace unos años son evidentes.

Cuando el ciudadano se siente abrumado por su nivel de deuda y empieza a notar que le va siendo imposible seguir pagándola en las condiciones pactadas a la hora de contratar sus préstamos, lo último que deberá hacer es solicitar más préstamos, en entidades o empresas de “alto riesgo y alto porcentaje de beneficio”, tan extendidas en los diversos canales de los medios de comunicación.

En el momento de mayor dificultad para el cliente de un banco o cualquier entidad financiera y a la hora de seguir satisfaciendo los pagos aplazados, éste se debe preguntar si tiene la capacidad de pagar una parte de su deuda –por lo menos- para ello se debe poner en contacto con la misma e intentar negociar seguir pagando sus deudas pero con una tasa de interés menor.

 

Para realizar esta propuesta con vistas a deshacerse de sus deudas es importante tener previamente un plan determinado y debe ser calculado de forma real, creíble financieramente y sobre todo honesto consigo mismo, llegando a definir el montante total de su deuda así como los posibles ingresos a percibir de forma recurrente que posibiliten dicho pago diferido en  un periodo más largo de tiempo.

Lo que es evidente en estos casos es que si el cliente está sufriendo dificultades para cumplir con sus obligaciones pactadas con anterioridad solo le puede “salvar” la solicitud de un nuevo plan en su entidad bancaria. En otras épocas esta posibilidad sería respondida en su mayoría de casos con un… NO…de forma rotunda, pero la actual crisis a relajado considerablemente la “firmeza financiera” de las entidades de crédito y se producen acuerdos de mutua conveniencia que suponen una menor carga mensual para el individuo deudor y a la vez una buena posibilidad de cobro para el banco que no siga engrosando el listado de …impagados.

 

Entre las distintas opciones que se suelen ofrecer para hacer más llevadero el duro trámite de cobrar una deuda, las entidades financieras llegan a ofrecer opciones como:

  •     Pagos mensuales de cantidades fijas inferiores.
  •     Rebajas en la deuda total si pueden realizar pagos reducidos en plazos superiores a los 3 ó 5 años.
  •    Alargamientos del tiempo de pago reducido mediante domiciliaciones de nóminas, depósitos, recibos, seguros de automóviles o del hogar.
  •     Aceptación temporal de un plan de pagos mediante ingresos variables dependiendo de la capacidad monetaria de cada mes del cliente –como suena-
  •     Por último, existe una forma de hacer más leve el pago de las deudas cuando estas son de distintas entidades y es la llamada consolidación de deuda, que permite unificarlas en una sola, por lo que solo se realizará un pago mensual que podría llegar a ser menor que los distintos tipos de interés aplicados de forma independiente.

El mercado de valores español se encuentra en situación de espera de acontecimientos referentes a la “posible petición gubernamental de rescate financiero comunitario”, mientras este tema se retrasa los bancos cotizados se refuerzan monetariamente mediante campañas de captación de capital que les facilite salir airosos de esta crisis y para ello estarán dispuestos a negociar y renegociar cualquier tipo de deuda pendiente que presente atisbos de ser finalmente abonada. Por ello, ante la pregunta de: “¿Puedo negociar mi deuda con el banco?”, la respuesta debe ser que… SI…, no están los tiempos para desaprovechar recursos monetarios en plena reestructuración del sector y mucho menos para seguir acumulando “ladrillo envenenado”, por no hablar de perder definitivamente más clientes en situaciones temporales financieras complicadas y …¡¡¡el dinero que estos les adeudan!!!

Las dudas que me planteo dirigidas al foro de UNIENCE son las siguientes: ¿El ciudadano medio español se siente capaz de negociar con su entidad bancaria?... ¿Están ayudando verdaderamente las entidades financieras a sus clientes de siempre que atraviesan problemas en la actualidad?

Espero y agradezco sus comentarios.

http://www.comparativadebancos.com/teoria/consejos-bolsa/

 

Comentarios (2)

Kaloxa CMO en Finect. Periodista financiero. Me encantan las finanzas del comportamiento

15 Oct 12

Yo creo que sí se puede renegociar, pero dudo de que el ciudadano medio esté preparado para hacerlo con éxito.

Además, está el tema de los diferenciales, que están disparados. Yo tengo una hipoteca a euribor + 0,4%  y el otro día un contacto en una situación financiera aún mejor que la mia me dijo que no le daban nada por debajo de euribor + 2%. 

 

comparativadebancos Analista de mercados, escritor de artículos de economía y bolsa para pequeños y medianos inversores.

15 Oct 12

@Kaloxa,

Efectivamente, los diferenciales siguen marcando las distancias en perjuicio de los ciudadanos.

La mayoría de los clientes de una entidad bancaria tiene serios problemas para poder realizar una negociación cara a cara con su "banco", no obstante, poco a poco la gente va aprendiendo que estas entidades en la actualidad necesitan mantener e incrementar su capital para adaptarse a los requerimientos comunitarios.

Esta necesidad de recursos monetarios en plena época de recesión económica les hace "más flexibles" a la negociación, siempre que las propuestas sean creibles, viables y sobre todo estén acompañadas de un buen estudio de control de gasto y aumento de ingresos.

Nadie dijo que esto sería facil, pero se debe intentar y últimamente ... funciona.

¿Conocen ustedes algún caso donde el banco se adapte actualmente a las necesidades del cliente?