Si está pensando en solicitar un Préstamo o una hipoteca, en el presente artículo le informamos de algunos consejos para tener éxito en nuestra petición, los pasos a seguir y como conseguir intereses más baratos.

Es conveniente estar bien informado antes de visitar una oficina bancaria o solicitar un crédito online.

En Financredi.es nos explican con todo detalle como funcionan cada unos de los productos de financiación, Préstamos personales, Créditos Rápidos y Préstamos Hipotecarios e información de las ofertas en las diferentes entidades de mayor implantación en España: Banco Santander, BBVA, Bankia, La Caixa, Unicaja, etc.

Un primer paso bien puede ser utilizar alguno de los muchos simuladores de préstamos que se ofrecen en internet. La calculadora de cuotas de hipoteca es muy fácil de usar y tan solo es necesario introducir la cantidad que necesita, el tipo de interés estimado que nos puede cobrar el banco y el plazo en que pensamos devolver el dinero más los intereses. El simulador permite hacer todos los supuestos que quiera por lo que dicha información nos ayudará a tomar una decisión final.

Conociendo bien que cantidad pagariamos al mes y que plazo de devolución necesitamos, estaremos en mejores condiciones de negociar con la entidad financiera. Para este fin, a tener en cuenta que los bancos tienen como norma no admitir un pago mensual que supere el 35% de los ingresos netos mensuales.
Es decir que por ejemplo si en total ganan al mes 2.500 euros, el dinero que podriamos destinar al pago de la cuota sería de 875.
No obstante, hay que tener en cuenta que no es una regla fija, pues no es lo mismo ganar 2.500 euros al mes que permite tener un resto para poder vivir que percibir 1.000 euros en cuyo caso el importe neto después de antender el pago de la letra mensual sería mínimo para poder atender nuestras necesidades básicas.

Documentos necesarios para pedir una Hipoteca

Otro aspecto muy importante para conseguir el Crédito hipotecario es tener preparado toda la documentación que piden los bancos para estudiar y analizar los créditos y préstamos. 

Aunque siempre puede haber determinados documentos más concretos, en general los siguientes son los más habituales:

- Original y copia de al menos 3 últimas nóminas en el caso de que trabajen por cuenta ajena.

- Declaración de la renta IRPF del último ejercicio.

- Si no está obligado a hacer declaración de la Renta, Certificado de haberes.

- Vida laboral en documento que expide La Seguridad Social.

- Contrato de trabajo donde se expecifique si es fijo o eventual.

- Movimientos de su cuenta al menos los últimos 6 meses.

- Certificado de otros ingresos si no estuvieran detallados en nómina.

Hipotecas a Tipo Fijo o Tipo variable con referencia al euribor

En el caso de los préstamos personales, el tipo de interés casi siempre es a tipo fijo salvo raras excepciones dado que el plazo es más corto y por tanto menos riesgos de cambios en el tipo y por otra parte, los bancos son reacios a ofrecer créditos personales a tipo variable.

Sin embargo, si solicitamos un préstamo hipotecario en cuyo caso el plazo es muy largo pudiendo llegar a 30 e incluso a 40 años, es más habitual contratar a tipo variable con referencia al euribor añadiendo un diferencial.

En situaciones como la actúal en el año 2.018 próximo a finalizar e inicios del 2.019 donde los intereses están a precios mínimos históricos con euribor en tasas negativas, resulta conveniente plantearse contratar la hipoteca a tipo fijo siempre que la oferta sea lo suficientemente atractiva que entendemos no debe ser superior al 2,50% con las vinculaciones necesarias.