Enrique Borrajeros

(eborrajeros)

Finanzas personales, IT, MKT y Personas

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Baja la Fiebre


Escrito 22 Oct 08
Por mucho que los economistas traten de buscar patrones y equivalencias en anteriores periodos, lo cierto es que las crisis, por definición, son únicas, distintas y, aunque puedan estar provocadas por factores similares y presentar síntomas idénticos, las soluciones no tienen porqué ser la mismas. De hecho, si pudiésemos resolver ésta u otras crisis de la misma forma, que lo hicimos en anteriores ocasiones, o incluso de una forma mejorada y no traumática, no hablaríamos de crisis. A mí, esto me recuerda a la gripe, que cada año muta y deja los medicamentos y vacunas anteriores casi inservibles. A estas alturas de la enfermedad, la semana pasada, comenzamos a observar cambios sustanciales, aunque lentos (los bancos americanos siguen pidiendo ingentes cantidades de dinero a la FED), en el interbancario, el Euribor está bajando y los diferenciales de crédito parecen remitir a la tensión que han vivido en las últimas semanas. El cocktail de drogas que se ha administrado parece surtir efecto, aunque se haya tardado en encontrar los componentes más efectivos, pero de qué, sino de la prueba y del error, vive el hombre. ¿O es que los policy makers no pueden equivocarse? Crisis. Aunque la volatilidad sigue siendo elevada, la buena noticia es que los precios de la bolsa descuentan ya, incluso el escenario más probable al que nos enfrentamos, una recesión en U, más o menos larga. Si la cosa se agravase, y fuésemos a una recesión en L o “a la japonesa”, estaríamos también cerca de los precios y múltiplos de compra. Estoy convencido de que volveremos a ver los máximos históricos en las bolsas internacionales. No sé cuando será eso. Pero incluso si tardásemos 10 años en conseguirlo, la rentabilidad anualizada de una inversión en bolsa a estos precios, sería del entorno del 5,5%-6,5%. Cualquier fecha previa, no haría sino mejorar en gran medida estos retornos. Los inversores en una alocada búsqueda de liquidez, sin embargo, están pagando a precio de oro las letras del Tesoro (cuya rentabilidad no deja de bajar) y regalando sus acciones. Hoy, el mejor negocio posible para un inversor a medio plazo es comprar bolsa.

Comentarios (0)