Se está hablando bastante del "stealth bear market", o "mercado bajista oculto", entre los analistas norteamericanos. 

Para entender a qué se refieren hay que mirar este gráfico, obtenido de este artículo, que muestra la evolución de la división del Dow Jones Industrials, que se calcula en dólares, por el precio de la onza de oro. Si el ratio sube hacen falta más onzas de oro para comprar las 30 acciones del Dow, si el ratio baja es que el oro lo hace mejor que el índice.

El máximo más reciente es del año 2000, desde entonces este ratio no hace más que bajar, indicando que es mejor tener oro que acciones. Podría ser uno de los motivos por los que algunos de los gestores de fondos hedge de renombre estén apostando por el metal amarillo.

Asumiendo la función del oro como "dinero verdadero" frente al "dinero papel", se entiende que el mercado bursátil está bajista desde el año 2000 y que muy poca gente ha sido consciente de ello durante este tiempo, dando lugar al término "stealth bear market".