escaja

inversor particular estilo value

SEVILLA. SEVILLA.

Nueva declaración fiscal obligatoria


Escrito 28 Nov

El pasado día 24 se ha publicado el Real Decreto 1558/2012, de 15 de noviembre, que entre otras cuestiones, desarrolla la nueva declaración informativa incorporada por la Ley 7/2012 a la Ley General Tributaria en una Disposición Adicional decimoctava, consistente en informar sobre los bienes y derechos situados en el extranjero, norma que puede tener consecuencias importantes en el futuro, ya que la no declaración de esta informativa de bienes y derechos será motivo de liquidación, como ganancia no justificada de patrimonio o como renta no declarada, en el IRPF o en el Impuesto sobre Sociedades, respectivamente del valor de adquisición de los citados bienes o derechos en el último periodo no prescrito, sin que la prueba de que los citados bienes provienen de periodo prescrito pueda hacer valer.

En este desarrollo reglamentario se detallan los datos que habrá que declarar de cada bien o derecho, el umbral (50.000 €) de la suma de importes de cada grupo de bienes o derechos por debajo del cual no habrá que presentar la declaración o qué se entiende por dato y por conjunto de datos a efectos sancionadores.

Se establece una nueva obligación de información de bienes y derechos situados en el extranjero, que se tendrá que presentar ya en 2013 con respecto a los bienes y derechos de los que seamos titulares en 2012. Los bienes a los que se refiere pueden ser cuentas bancarias (ya se figure como titular o autorizado), títulos, activos, valores o derechos sobre fondos propios de entidades, o de la cesión a terceros de capitales propios, como seguros de vida o invalidez de los que se sea tomador o de las rentas vitalicias de las que se sea beneficiario y de los bienes inmuebles o derechos sobre este tipo de bienes.

Si no se presenta, o se presenta de forma incompleta, inexacta o con datos falsos la declaración informativa, la sanción es de 5.000 € por dato, con un mínimo de 10.000 €.

Se establece una infracción especial (muy grave) por la aplicación de esta norma con la consiguiente sanción que será de un 150% de la cuota diferencial que origine.

Esta obligación es compatible con la presentación de la declaración del Impuesto sobre Patrimonio.

Pongamos un ejemplo: Tengo una participación en una SICAV domiciliada en Luxemburgo (sin comercialización en España) y una cuenta bancaria también en Luxemburgo, cuya valoración a fecha 31/10/2012 (fecha de entrada en vigor de la norma) es de 100.000 €, en un contribuyente, persona física, que va a declararlos en su Impuesto sobre Patrimonio del año 2012, pero que por error no presenta (en el plazo que se marcará en la orden que regule) la declaración informativa.

1.- Sanción mínima: 10.000 €.

2.- Cuota en la base liquidable del IRPF del 2012: 27.780 €.

3.- Sanción mínima por la “paralela” de la liquidación anterior: 41.670 €.

4.- Total costo: 79.450 €.

Si no se realizase el pago en vía voluntaria, las normas anteriores han modificado el régimen jurídico del embargo de los bienes en entidades de crédito y depósito cuando la Administración conozca de la existencia de fondos, valores y otros bienes depositados en una oficina de una entidad. Podrá extender el embargo a bienes o derechos no identificados y existentes en esa persona o entidad, y no solo en la oficina o sucursal a la que se remitió el embargo, dentro del ámbito estatal, autonómico o local que corresponda a la jurisdicción respectiva de cada Administración tributaria ordenante del embargo.

Es posible que la norma no sea aplicable a la generalidad de las personas o sociedades, pero un descuido, como podéis comprobar, se paga pero que muy caro.


Comentarios