Estar en algún registro de morosos limita el acceso a los préstamos personales en los bancos tradicionales. Además, obtener este tipo de financiación es cada vez más difícil. Frente a este tipo de limitación y, debido en gran parte al auge de las nuevas tecnologías, han surgido nuevas entidades financieras. Operar con ellas no requiere de largos trámites burocráticos, ni de esperas interminables al teléfono, ni de explicaciones. El único medio indispensable para poder conseguir liquidez económica es Internet. Su servicio 100% seguro, permite conseguir dinero de forma rápida sin necesidad de salir de casa las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Logo AsnefLo mejor es que ahora, gracias a este tipo de compañías, es posible conseguir dinero rápido para cubrir alguna necesidad urgente incluso estando en ASNEF. Su objetivo no es otro que brindar una oportunidad que ayude al consumidor a salir de una situación complicada puntual con un trámite 100% online.

Las primeras firmas de crédito rápido surgieron hace ya unos cuantos años pero su éxito es imparable. La competencia es atroz y por este motivo algunas empresas, por ejemplo, ofrecen sus primeros créditos gratis para nuevos clientes. De este modo, el dinero rápido que se percibe es el que se devuelve ¡ni un euro más! Además, algunas compañías de crédito rápido no consideran relevante el que un usuario este como deudor en un listado de morosidad como pueda ser ASNEF o RAI. Estas siglas, en el sector financiero, siempre han significado para el usuario estar dentro o no de los créditos personales. Por el contrario, con las entidades crediticias que ofrecen minicréditos rápidos con ASNEF ya es posible acceder a pequeñas cantidades de dinero aunque se figure en dichas listas.

Hay que destacar que si se está en un registro de morosos será más difícil que la solicitud sea aceptada. Normalmente será necesario que la deuda no sea superior a cierta cantidad y, además, habrá que aportar alguna documentación extra que demuestre que se es solvente y que se va a poder hacer frente a la devolución del minicrédito.

La asociación ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) fue creada en el año 1957. Desde entonces se encarga de gestionar una base de datos que recoge los impagos de todas aquellas personas o empresas. A este acrónimo suelen acompañar las siglas EQUIFAX, que son las de la sociedad que gestiona la base de datos de ASNEF. Son, por tanto, un tándem. Es decir, trabajan con un mismo fichero de solvencia. 

Por su parte, en el fichero RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) solo alberga datos de particulares y/o empresas que han sido o siguen siendo autónomos.

Por norma general este tipo de empresas, suelen ofrecer bajas cantidades de dinero de forma inmediata. De este modo, la devolución del dinero es mucho más factible que cuando se trata de cantidades superiores. Los pequeños importes de este tipo de créditos online son mucho más ágiles de gestionar y por tanto, su liquidación queda asegurada. Ahora bien, como todo producto financiero, tiene unos intereses adheridos que hay que abonar en la fecha acordada y que obligan a que el prestatario sea responsable y esté seguro de poder devolver el dinero prestado antes de solicitar este tipo de ayuda.