Financiación Online
(financiacionline)

Para qué se suelen utilizar los minicréditos online


Escrito 24 Dec 15

La crisis financiera de 2008 marcó un punto de inflexión en la forma de obtener dinero a través de medios de financiación. Los bancos cerraron el grifo y las familias y profesionales tuvieron que buscar métodos alternativos para disponer de liquidez para afrontar los gastos del día a día. La expansión de Internet, además, supuso una gran ventaja para la proliferación de estas formas alternativas, y ha facilitado la contratación de préstamos y tarjetas de forma sencilla, incluso sin papeleos.

Minicréditos onlineLos minicréditos han sido una de las opciones que más éxito ha tenido desde entonces. El auge de los micropréstamos online ha supuesto una gran revolución en la forma de disponer de dinero rápido para cualquier eventualidad. Sus ventajas pasan por su facilidad para obtenerlos, su inmediatez y los pocos requisitos que piden.

Sin embargo, para conseguir un minicrédito también es necesario pagar una cantidad importante en intereses y comisiones, haciendo que no sean recomendables para utilizar habitualmente. Sólo en casos puntuales en los que hace falta obtener dinero urgente para un imprevisto o un gasto extraordinario es cuando se deben utilizar, ya que si se abusa de ellos se pueden tener problemas en forma de sobreendeudamiento y, si no se pueden devolver a tiempo, se puede terminar inscrito en un registro de morosos como ASNEF.

Usos habituales de los micropréstamos

Los propósitos más habituales para los que se suele utilizar el dinero de estos productos de financiación a corto plazo son los siguientes, aunque se pueden utilizar para lo que se desee:

  • Pagar multas de tráfico. Esta opción puede resultar rentable, ya que si una amonestación de tráfico se paga antes de 15 días, el importe se reduce a la mitad. Los gastos asociados a la contratación de un minicrédito siempre serán inferiores que tener que pagar la multa entera.
  • Reparar electrodomésticos. Si se estropea la nevera, el calentador o la lavadora, es necesario repararlas cuanto antes, ya que son electrodomésticos básicos para el día a día. Si se averían en un momento en el que no tenemos suficiente dinero en el banco para afrontar su reparación, es una buena opción la de disponer de un préstamo rápido que nos lo proporcione.
  • Urgencias médicas que no cubre la seguridad social. Un ejemplo de ellas puede ser acudir al dentista para una intervención urgente, como un dolor de muelas que necesite una operación rápida para resolverlo.
  • Reparaciones domésticas. Si existe alguna avería eléctrica, una cañería que ha reventado o un problema con la instalación del gas, será necesario reaparlo cuanto antes. Los minipréstamos permiten afrontar estos problemas incluso aunque ya hayamos consumido la última nómina.
  • Salir de ASNEF. Uno de los motivos que más hacen a los usuarios solicitar un microcrédito online es el de saldar una deuda pendiente que les hace aparecer en el registro de morosos ASNEF o en cualquier otro. Existen muchas entidades prestamistas que permiten que el cliente aparezca en uno de estos listados a la hora de concederles un pequeño importe. De esta forma, es posible salir de ASNEF si la deuda no es muy elevada.
  • Evitar los número rojos en la cuenta corriente. Cuando nos quedamos con saldo negativo en la cuenta bancaria, aunque sea poca cantidad y por uno o dos días, las entidades financieras suelen aplicar unas comisiones muy elevadas, que pueden suponer bastante más dinero del que hay que abonar por disponer de dinero urgente con minicréditos. Por lo que es una buena opción acudir a ellos si vemos que podemos quedarnos en números rojos.
  • Llegar a fin de mes. Existen meses en los que el gasto se dispara y nuestra nómina no es suficiente para terminarlo en positivo, por lo que podemos utilizar los préstamos rápidos como una forma de adelantar la próxima nómina y así poder llegar a fin de mes.

Como ves, existen múltiples situaciones en las que disponer de dinero rápido supone una necesidad y los minicréditos pueden sernos muy útiles. De todas formas, es importante recordar que son caros y que no deben de utilizarse a la ligera, siempre siendo conscientes de que vamos a poder devolverlos cuando llegue la fecha de vencimiento.

Comentarios (0)