A partir de octubre, entra en vigor la primera fase del cambio del sistema de compensación, liquidación y registro,y que afectará a las fechas de registro de los dividendos, en concreto la antelación con la que deberemos ser titulares de las acciones para tener el derecho de cobro sobre los dividendos de la empresa.

 

Actualmente, bastaba con comprar las acciones el día antes para cobrar el dividendo, muy al contraria de por ejemplo lo que sucede en USA; dónde las fechas de dividendos tienen una gran antelación (en muchos casos hay que tener las acciones 1 o 2 meses antes).

 

La nueva reforma prevé que inicialmente sean 4 días (sólo los 2 primeros meses)  pero que finalmente sean tres, 

 

En concreto, el nuevo calendario es:

 

Hasta ahora los inversores pueden esperar justo hasta  el día de antes del pago para comprar acciones y recibir el dividendo. Pero esto dejará de ser posible en poco más de cien días.

 

Del 3 al 27 de noviembre:  comprar un título con  cuatro días de antelación para tener derecho a cobrar el dividendo.

A partir del 27 de noviembre:  los inversores deberán tener en cartera las acciones  tres días antes del pago en efectivo


 

Esta reforma de la forma en qué se liquidan se enmarca en los cambio de liquidación y compensación, y es similar a los cambios producidos en los sistemas de liquidación de transferencias que se produjeron el pasado año, y que eliminaron algo que en España era muy útil, coloquialmente llamado transferencia inversa y que nos permitía solicitar dinero desde un banco a otro entre nuestras cuentas (las famosas OTE)

 

Buenos  Beneficios