Según el informe publicado hace unos días por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, se ha utilizado casi el 40 % del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, más conocido como la «hucha de las pensiones».

 
????
Aunque por el momento hay dinero de sobra, merece la pena hacer un alto en el camino para pensar cuánto vamos a recibir de pensión (y cómo) aquellos a quienes todavía nos quedan más de 20 años de vida laboral.
Como hemos manifestado en anteriores post, somos muy partidarios de contratar un plan de pensiones (PP) para asegurar que en un futuro no muy lejano sigamos disfrutando de la calidad de vida actual.
 Desde www.temasbanklaros.com os damos cinco razones para acabar de convenceros:
 
1.- La «hucha de las pensiones» no es infinita
Es sabido que la esperanza de vida de los españoles aumenta año tras año y que, aunque parece que estamos saliendo de la crisis, las aportaciones a la Seguridad Social de los que tienen trabajo son por el momento menores que los gastos en pensiones. Esto lleva a la conclusión de que tarde o temprano puede que la «hucha» se acabe. Si desde ahora mismo invertimos en un plan de pensiones, aunque sea con una pequeña aportación, estaremos empezando a prepararnos para cuando llegue la merecida jubilación.
 
2.- Magnífica fiscalidad ahora, luego ya se verá
Los planes de pensiones, así como los PPA (planes de previsión asegurados: son similares a los de pensiones, pero garantizan una rentabilidad), son ahora mismo los productos con la mejor rentabilidad fiscal del mercado. Todas las aportaciones a estos planes, con un máximo de 8000 € por aportante, tienen una desgravación directa en el IRPF (hasta un máximo del 30 % de los rendimientos del trabajo). Es preciso dejar claro que solo se trata de un diferimiento del pago a Hacienda, pero de aquí a la jubilación pueden ocurrir muchas cosas y es posible que la ley tributaria cambie varias veces.
 
3.- Posibilidad de rescate por paro de larga duración o por incapacidad total o permanente
Una de las objeciones que se ponían a la hora de contratar un plan de pensiones o un plan de previsión asegurado era la imposibilidad de rescatarlo antes de la jubilación. Desde hace unos años, se han aceptado como razones para hacerlo que el cliente esté parado durante más de dos años, sin cobrar ningún tipo de subsidio, o en situación de incapacidad total o permanente.
 
4.- Posibilidad de rescate dentro de 10 años
Según la reforma de la ley tributaria, todas las aportaciones que se realicen a los PP o a los PPA en el 2015 podrán rescatarse a partir del año 2025, es decir, dentro de 10 años. Esta reforma cambia sustancialmente el perfil de los planes de pensiones y planes de ahorro, que pasan de ser productos de ahorro a muy largo plazo (20 años o la jubilación) a ser productos a medio plazo que pueden rescatarse a partir de los 10 años.
 
5.- Amplia gama de productos
Los PP y los PPA son, junto con los fondos de inversión, los productos de ahorro que cuentan con una mayor variedad de inversión. En cualquier entidad financiera o de asesoramiento se pueden encontrar desde planes de pensiones garantizados hasta planes de pensiones que invierten en renta variable, para que el cliente elija el que más se ajuste a su perfil de ahorrador.
 
Ejemplos
Si lo que quieres es un PPA garantizado  te recomendamos el PPA CPN VIDA  II , que requiere un aporte mínimo de 50 euros al mes y garantiza una rentabilidad del 1.20 % anual.
 
Si lo que buscas es un PP o un PPA más rentable, te aconsejamos  el plan de la aseguradora de El Corte Inglés, SECI SELECCIÓN GESTORAS, que ofrece una rentabilidad media en 3 años del 3.87 %, con una volatilidad del 3 %.
Si estos no te convencen, en cualquiera de los múltiples buscadores de planes de pensiones podrás encontrar el que más se ajuste a tus necesidades.
 
Si quieres un asesoramiento personalizado, tanto en lo referente a planes de pensiones como a cualquier otro producto financiero, solo tienes que mandar un correo electrónico a temasbanklaros@gmail.com .