Una vez que tengamos en el punto de mira el valor en cuestión (previamente estudiado) y antes de entrar en mercado, deberíamos marcarnos los Objetivos de Beneficios. Es decir, qué rentabilidad puede dejar ése valor en base al estudio realizado. Estos objetivos deben ser el reflejo de su análisis técnico y serán representados por resistencias, Medias Móviles, etc.

Es un error comprar un valor y pensar que podemos ganarle un 12% por el s imple hecho de que lo “intuimos” o pensamos. Seguramente ese valor, antes de rentabilizarse un 12% se enfrente a una resistencia, a una Media Móvil importante, etc. Por lo tanto, nuestros objetivos de beneficios deben ser coherentes con estos puntos. Así lo vemos a diario en los análisis que leemos: “Si cierra por encima de 7€ se recomienda compra con objetivo de subida hasta los 7,85€, donde se enfrenta a una resistencia… o a la parte alta del canal… o a la media móvil de 200 periodos…”

Por lo tanto, nuestros objetivos deben estar estrechamente relacionados con las perspectivas técnicas del valor. Para obtener algo más de información, en esta sección y en Estratégias encontraréis estudios y ayudas que os serán útiles a la hora de calibrar los objetivos de vuestras inversiones.
http://ibolution.blogspot.com.es/