isabel.mtz

En qué hay que fijarse a la hora de solicitar un crédito rápido


Escrito 15 Oct 15

Los créditos rápidos son probablemente la mejor opción de la que disponemos a la hora de afrontar un pago imprevisto o realizar compras de última hora antes de recibir nuestros ingresos habituales, si es que disponemos de ellos. Las circunstancias personales de los usuarios que decidan solicitar un crédito rápido pueden ser muy diversas, y de ellas dependerá el tipo de crédito que deban contratar. Desde una avería en el coche o la rotura de un electrodoméstico hasta una costosa medicación pasando por un viaje de última hora, muchas son las circunstancias y factores que incidirán en la elección del crédito más adecuado.

Creditos rapidos

Teniendo en cuenta que las entidades bancarias tradicionales han elevado en los últimos años los requisitos y eternizan los plazos para conceder un préstamo bancario, la posibilidad de solicitar un crédito rápido se antoja más que interesante. El primer paso que debemos dar es la elección del crédito que más se ajuste a nuestras necesidades. Existen comparadores online como www.busconomico.com/creditos-rapidos que nos facilitan esa tarea, teniendo en cuenta la cantidad de impactos publicitarios que recibimos por las empresas concesionarias.

El primer factor, y probablemente el más importante de todos, a tener en cuenta es el importe exacto o aproximado que necesitamos. Dependiendo de la empresa, las cantidades mínimas y máximas ofrecidas varían considerablemente. Por poner un ejemplo, si nuestra necesidad de un crédito rápido nos viene dada por la reparación del lavavajillas y esto nos supone un coste final de 300€, es mejor acudir a empresas que ofertan créditos entre 50 y 500€ que a aquellas que proporcionan cantidades más elevadas porque el interés será distinto.

El interés, por supuesto, también es un factor fundamental. Es de vital importancia que planeemos bien cuál será el importe final a devolver a la empresa concesionaria sumando la cantidad porcentual de intereses correspondiente al montante que hayamos solicitado. La advertencia más común que se le da a cualquier ciudadano que desea solicitar un crédito rápido es que sea realmente capaz de devolverlo. Si pides un crédito de 300€ y no vas a ser capaz de devolverlo sumado a los intereses, mejor será que te replantees si pedirlo y en qué condiciones hacerlo.

También puede darse la situación de que sí podamos devolver la cantidad más los intereses pero no en el plazo que nos permite la concesionara. En ese caso debemos buscar en nuestro comparador qué empresas tienen un plazo de devolución más adecuado a nuestras circunstancias concretas.

Nuestra situación laboral también resultará determinante como factor de elección. Algunas de las empresas de créditos rápidos exigen que los solicitantes aporten una nómina, así que si somos personas desempleadas no podremos optar a ellos.

Por lo demás, los requisitos no suelen ser muy férreos y cualquier ciudadano que sea poseedor de una cuenta bancaria española y disponga de un documento nacional de identidad (DNI o NIE) puede solicitar un crédito rápido. Es cuestión de nosotros como demandantes saber cuál de todos los que existen en el mercado se adecúa más a nuestras necesidades. Herramientas para compararlos, desde luego, no nos faltan.

Comentarios (0)