javier_santacruz

Economista, profesor de Economía y consultor financiero

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Commodities 01/04/2015: El megaproyecto Sino Iron, el mineral de hierro y el frenazo de Monsanto


Escrito 1 Apr 15

Sino Iron: gigante chino en la explotación del mineral de hierro

El escenario bajista en las principales commodities tiene como uno de sus principales protagonistas al mineral de hierro. A precios actuales, su cotización es la más baja de los últimos diez años gracias, sobre todo, al exceso de oferta (también llamado superávit de oferta en los medios especializados). Con gran probabilidad, el punto de no retorno de esta situación comenzó en diciembre de 2013 cuando en el noroeste de Australia se puso en marcha una multimillonaria inversión china de 10.000 millones de dólares llevada a cabo por el holding estatal Citic.

A pesar de la caída de precios, la extracción y transformación de mineral de hierro sigue siendo rentable, sacando al mercado mensualmente millones de toneladas por parte no sólo de Citic. Aquí encontramos a las principales mineras como Vale, Rio Tinto o BHP Billiton, las cuales pelean por mantener sus respectivas cuotas de mercado y, así, sostener sus márgenes. 

China, a pesar de haber ralentizado su demanda de mineral de hierro (el 62% de este metal a nivel mundial pasa por el puerto chino de Qingdao procedente de Australia), es el mercado objetivo y, poco a poco, está expandiendo a sus empresas para que China, en el exterior, tenga capacidad no sólo para abastecer a su mercado sino también para controlar el comercio de materias primas tan importantes como ésta. 

Según las previsiones del Banco de Australia-Nueva Zelanda (ANZ), la demanda de mineral de hierro permanecerá constante en 2015, mientras el proyecto de Citic en Australia continúa su curso Al cierre de cuentas de 2014, la compañía ha capitalizado 2.500 millones de dólares en sus libros imputables al megaproyecto chino Sino Iron, concretamente dos fases del proyecto que ya han sido acabadas. 

Según cálculos recogidos por Bloomberg, el megaproyecto chino posee un coste medio muy elevado (funcionando a pleno rendimiento costaría 333 dólares por tonelada frente a un precio de mercado no superior a 60 dólares). Sin embargo, tanto la compañía como un amplio consenso de agentes de mercado, esperan que sea rentable a medio plazo gracias a la financiación abundante y barata y las perspectivas de futuro en este mercado, las cuales pasan por un mayor grado de innovación técnica que ha permitido que cada vez sea menos costoso extraer de las minas una tonelada de mineral de hierro.

El "hard-landing" de Monsanto y la influencia del dólar

La mayor compañía de semillas a nivel mundial, Monsanto, ha reducido sus perspectivas de beneficio para el año fiscal 2015 por dos circunstancias esenciales: por un lado, una disminución aunque pequeña de la demanda de maíz para sembrar en temporada de verano en Estados Unidos y, por otro lado, la fortaleza del dólar USA que erosiona la competitividad de las empresas nacionales frente al exterior.

Por ello, Monsanto ha puesto en marcha un plan de reducción de los costes equivalente a un 5% de los costes operativos. Mientras tanto, el beneficio por acción en su segundo trimestre fiscal (finalizado el 28 de febrero) ha sido de 2,90 dólares frente a los 2,93 dólares esperados por el consenso de mercado y los 3,13 dólares del trimestre fiscal anterior. La compañía estima un impacto sobre el beneficio por acción global de 2015 de 40 centavos debido a este escenario adverso.

Los ingresos de la compañía se han reducido un 11% con una caída estimada del precio del maíz de un 15% en el anterior trimestre fiscal. Con todo ello, Monsanto (cotizada en Wall Street), acumula una pérdida interanual del 1,08%, con un PER de 22,88 veces y en rango lateral entre 110 y 120 dólares por acción tras una fuerte subida que arranca desde 2010.

 

Comentarios (0)