Aquí va mi última carta, con un poco más de retraso de lo habitual. Mil perdones. Como siempre, encantado de comentar lo que considereis oportuno.

Marzo cierra el mejor arranque del año en la bolsa española desde 1998. Okavango Delta A subió un 3,8% durante el mes pasado y acumula, a día de hoy, una rentabilidad en el año del 19,3%, muy por encima de su índice su referencia. Desde enero de 2009, la rentabilidad media anual del fondo es del 17,14% frente al 3,67% de la bolsa española. 

En el último mes no ha habido cambios sustanciales en la cartera. Quizá lo más significativo sea el ligero incremento en bancos locales, a medida que el discurso de los bancos confirma la mejora de previsiones. Tras varios años defendiendo que no había más cadáveres en el armario, ni más necesidades de capital, los bancos comienzan a hablar de sus estrategias de crecimiento y de objetivos de rentabilidad. El cambio cualitativo es enorme. Las presentaciones se han centrado en planes de crecimiento para los nichos más rentables –pymes y crédito al consumo–, la recuperación en volúmenes y una mayor visibilidad de cara al futur

Así las cosas, es probable que en el nuevo entorno de precios del petróleo y de tipos de cambio, estas dinámicas vayan a más, haciendo que estos primeros meses no sean nada más que el aperitivo de uno de esos años para enmarcar. Quizá la bolsa española debería recuperar algo del terreno perdido con respecto al resto de bolsas europeas a medida que los miedos de descarrilamiento político se vayan diluyendo. 

Y un mes más sólo queda despedirme, agradecerles su confianza que, como he dicho muchas veces, es el secreto de los resultados del fondo y ponerme a su disposición para lo que puedan necesitar. 

Pinche aquí para acceder a la carta completa.

Un saludo, @JRIturriaga