Estamos viendo a estas horas de la mañana que, a la divisa única no le pegan ni las balas con la que está cayendo. Es ahora, cuando volvemos a los mismos comentarios de siempre," el mercado ya había descontado hace tiempo la bajada de rating de España, los problemas de Irlanda y el pequeño detalle de que Portugal está casi en default".

El euro esta yendo a buscar aquel objetivo marcado en 1,3707 sin importarle los fundamentales ni las intervenciones en las demás divisas. Sólo hay una cosa clara, solo se puede operar en función de lo que dice el gráfico y eso es alcista se mire por donde se mire. Ayer parecía que el precio quería tomarse un respiro pero tras este pequeño retroceso en la sesión asiatica nos hemos venido arriba tras la huelga. Ni siquiera una caída del Nikkei del 2% ha servido para templar la subida.

Ignacio Albizuri Delclaux

Analista Deltastock España