Por fin los consumidores del Reino Unido pueden finalmente ver algún beneficio de este prolongado período de austeridad. Una  inflación durante largo tiempo tan elevada se encamina hacia tipos más bajos según se desprende de los últimos datos de ventas minoristas del ONS. El deflactor implícito para todos los minoristas ( ex auto fuel) subió un 2.6% en el año que finaliza en Noviembre, desde el pico de Agosto de 3.8%. Los artículos de Hogar están experimentando deflación y los negocios minoristas online tampoco han aumentado los precios.
 
 Por su parte, los consumidores continúan extremadamente cautelosos con los volúmenes de ventas ex auto fuel cayendo un 0.7% el mes pasado, peor dato del esperado. En el año que finaliza en Noviembre, el volumen de ventas apenas si está en terreno positivo. Para poner esto en perspectiva, el nivel de ventas minoristas (en términos de volumen) no ha variado desde la mitad del 2008. Interesantemente, después de esta extraordinaria contención, el público británico mantiene signos de apoyar estas políticas de austeridad. Según una encuesta esta semana, tres cuartas partes de la gente quiere que el déficit se pague lo antes posible.
El deflactor implícito para todos los minoristas ( ex auto fuel) subió un 2.6% en enero.