El Banco Central Europeo se metió en el debate sobre el pacto fiscal con críticas contundentes y mordaces en el segundo proyecto presentado por los legisladores europeos. El principal reproche ha sido por parte del miembro de la junta Joerg Asmussen, quien afirmó que ello implicaba "una importante dilución de la propuesta del proyecto anterior" y que, "son claramente contrarias al espíritu del acuerdo inicial general de un pacto fiscal ambicioso". Representantes de Europa están trabajando fuertemente para dibujar un "reglamento" sobre la disciplina presupuestaria y que supuestamente se han comprometido a completarla antes de finales de este mes.
 
La crítica de Asmussen fue más allá, con una serie de sugerencias que los legisladores deben poner en práctica, incluyendo "calendarios ambiciosos y vinculantes de la convergencia" de los estados soberanos con respecto a la deuda y el déficit fiscal, medidas correctivas automáticas a quien no cumpla con los objetivos, el endurecimiento de la evasión fiscal y la capacidad de cualquier país en busca de reparación ante el Tribunal de Justicia Europeo por violación de medidas fiscales. Además, Asmussen  quiere que todas los partes participen de igual modo en el tratado para que la legislación del equilibrio presupuestario se convierta en una parte de cada constitución nacional.
 
En términos similares a la estridencia de los comentarios de Asmussen hay algunas señales de que la Comisión Europea ya ha estado tomando un papel mucho más activo de vigilancia en los asuntos fiscales de la zona euro. Testigos de la reciente amenaza la imposición de multas a Bélgica, si su nuevo gobierno no impusiera mayores recortes de gastos después de que  la Comisión declaró que la hipótesis de crecimiento en su proyecto de presupuesto era demasiado optimista.
 
Para los inversores, existe la esperanza de que los legisladores europeos incorporen las sugerencias de Asmussen en el próximo proyecto porque si no lo hacen, entonces desafortunadamente la percepción de este nuevo pacto fiscal no tenga visos de realidad.