El Euro sigue siendo una de las claves en los mercados en estos últimos días. Cada vez que entra la debilidad y comienza a caer frente al Dólar parece que hay máquinas enchufadas con la renta variable para vender todo, castigando con ello a los mercados de renta variable por la inestabilidad que hay.
Las referencias a tener en cuenta en el Euro-Dólar las tendríamos claras, de ahí la importancia de haberlo visto caer hasta la zona de estos días, inmediaciones de los 1.2850.   ANÁLISIS COMPLETO EN KOSTAROF