Aunque en la presidencia de la asociación española de entidades de capital riesgo, ASCRI, ocupa la presidencia hasta el próximo año una mujer, Maite Ballester (3i), el último informe sobre desigualdades de género en educación, empleo y empresariado, publicado por la OCDE (Closing the gap gender:Act now), indica que el sector del capital riesgo español está dominado por los hombres con niveles del 90% en sus cúpulas, asemejándose a los que reinan en Corea, Japón e India, siendo de lejos el que menos participación ofrece a la mujer. ( Siga leyendo).