Francia debe intensificar sus reformas para liberalizar la economía y rebajar los costos laborales para volver al crecimiento y mejorar su competitividad, dijo el Fondo Monetario Internacional el martes. El FMI indicó que la segunda economía de la zona euro daría un giro en el segundo semestre del año.

El lunes, el Fondo Monetario Internacional redujo a la mitad su previsión para Alemania, la primera economía de Europa, en 2013 en base a la incertidumbre en otras economías de la zona euro, incluyendo su vecino Francia. En su informe sobre Francia, recortó ligeramente su previsión a una contracción económica del 0,2 por ciento este año desde un pronóstico anterior del -0,1 por ciento. El año que viene, el FMI ve un crecimiento de la economía del 0,8 por ciento desde un vaticinio anterior del 0,9 por ciento.

"Después de tres años de ajuste fiscal sustancial, hay margen para moderar el ritmo de la consolidación en el futuro, siempre que el esfuerzo se concentre en el gasto y esté respaldado por una continuación de las reformas estructurales", informó en su revisión de la situación en Francia. El Fondo destacó que Francia debe aumentar la competencia en los mercados de productos y servicios para mejorar la competitividad, al tiempo que se centra en los esfuerzos presupuestarios para contener el gasto.

Grecia va, en general, bien encaminada en su programa de rescate financiero, pero debe hacer más para combatir la evasión tributaria y perseguir reformas para atraer a inversores extranjeros, dijo el martes la jefa del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde. La entrevista de Lagarde con la televisión estatal fue transmitida mientras funcionarios de los prestamistas internacionales del país -la Unión Europea y el FMI- regresan a Atenas para comenzar otras inspección tras dar a Grecia la luz verde por más fondos de rescate.

La economía griega está en su sexto año consecutivo de recesión, pero el país está viendo un renovado interés en sus bonos con un alto descuento y en sus acciones, ayudado por los elogios de prestamistas extranjeros por los esfuerzos del Gobierno local de volver a encarrilar al programa de rescate financiero. Al ser consultada si suscribe la idea del primer ministro griego, Antonis Samaras, de que Grecia es ahora una "historia exitosa", Lagarde respondió: "Ciertamente espero que esté en camino de ser una historia exitosa". "Existen algunos hechos realmente positivos, pero obviamente necesita hacerse más", declaró Lagarde a la televisión estatal NET.