Escribo este artículo en contestación a un intercambio de opiniones surgidas en otro , y que tiene que ver con la especulación con derivados en alimentos, la influencia que puede tener en los precios, y mi opinión de que no se debe operar sobre ese tipo de productos. Recibí varias contestaciones contrarias a mi opinión y yo acepté el reto de explicarme mejor, aportando datos y evidencias.
 
Es evidente que hay muchos tipos de derivados, sobre muchos productos, que sirven para distintos propósitos. Es también evidente que pueden jugar un papel dinamizador de los mercados, aportan liquidez, permiten cubrir riesgos, etc. No dudo de su utilidad (creo que estaremos todos de acuerdo).
 
Mi tesis es que --en algunos casos-- hay una especulación manifiesta que afecta negativamente a los precios (subiéndolos) y que, cuando esto opera sobre los alimentos, puede tener efectos devastadores sobre paises subdesarrollados. Quienes me contestaron mantenían una tesis justamente contraria. Espero resumirla adecuadamente en los siguientes puntos:
  1. los derivados aportan liquidez y reducen la volatilidad, ayudando a que los precios no se puedan manipular, por ejemplo acaparando materia prima
  2. ayudan a que los precios se ajusten a la oferta-demanda, que es lo único que marca la tendencia al alza o a la baja
  3. los movimientos especulativos a que los precios suban se compensarán con otros en dirección contraria, y cualquier especulación injustificada en términos de oferta-demanda tendrá muchas posibilidades de acabar en pérdidas
 Además se aportaban datos sobre la variación mensual de precios (2000-2010) del petróleo y la cebolla, viéndose una gran diferencia en la volatilidad. La explicación dada es que en el primer caso existe un mercado de derivados, mientras que en el segundo no.
 
Admito que estas explicaciones no son carentes de todo sentido y explican principios de funcionamiento de los derivados. Pero, ¿son estos principios universales? ¿funciona así invariantemente? Recuerden que la economía es 'altamente no-lineal': ¿qué ocurre en un entorno estabilizado si multiplico el volumen de derivados por 10? ¿Y por 100? ¿Y por 1000? Y si estos contratos están fuertemente concentrados en ciertos fondos, etc, ¿sigue reduciendo la volatilidad, estabilizando los precios? Su ' rule of thumb ' podría dejar de funcionar.
 
Pero vayamos a los datos y contestemos a los puntos anteriores. Si les parece empecemos con el petróleo del que tenemos datos muy abundantes, para pasar luego a los alimentos.
La volatilidad es una medida de dispersión, no de dirección. Con variaciones constantes en el precio --dispersión nula-- puedo hacer que los precios se dupliquen en un par de años. Planteo que veamos los históricos de precio, oferta-demanda (medida en términos de producción), y volumen de derivados, para ver qué tiene más correlación con el precio. Recuerden que correlación no es necesariamente causalidad, pero eso lo dejaremos para otra discusión, si les parece. El siguiente gráfico es el de precio-producción,
 
 
   
Se puede ver que ha habido grandes cambios de precios con producciones muy estables. Precio del petróleo (inflacción ajustada) en 2000: 30$; en 2008: 100$, con variaciones en la producción < 10%. No parece que la oferta-demanda sea lo único que marca la tendencia de un commodity. Es evidente que cada vez más cobran peso los movimientos de expectativas, especulaciones, etc. Veámolos en el gráfico de precio-volumen de futuros,
   
Lo que vemos es una alta correlación, y una anticipación del volumen de futuros al precio. Fíjense en lo que ocurrió en la parte bajista de 2008. El volumen de futuros bajó pero, asombrosamente, bajaron en igual medida los de posiciones largas (normal, anticipaban bajadas) que los de posiciones cortas (¿donde estaba la fuerza contrapuesta que ganaría con las bajadas?) Y todo ello, recuerden con producción casi constante.
 
Casi igual de interesante es lo ocurrido en 2009-2010, donde crecen enormemente los futuros en largo. ¿Qué anticipan, que los precios aumentarán por la inexorable ley de la oferta/demanda? No, simplemente apuestan de forma masiva a que los precios aumentarán independientemente de esa ley. ¿Saben lo que ocurrió en ese periodo? Que las grandes compañías del petróleo, aumentaron sus reservas; sí, acapararon materia prima viendo las fabulosas 'tensiones' que llevarían los precios hacia arriba, estimándose que un 20-30% del precio del petróleo corresponde a la especulación con futuros [informe del US Senate, 2006].
 
Respecto a los alimentos, más de lo mismo. Creo que los gráficos finales podrán dar una visión de lo que sostenía en mi tesis: la relación que existe entre volumen de derivados y precios.
   
La última reflexión es por qué mi opinión inicial es sólo sobre los alimentos, y no sobre el petróleo que también tiene una gran influencia. Pues porque es lo que comen las personas, y esto es lo único que no es prescindible para millones de seres humanos.