Como sabéis, los países componentes del G-20 se reúnen este fin de semana para hablar de varios temas, entre los que destaca la imposición de una tasa a los bancos. La situación de los gobiernos, junto a la acusación a la banca de ser la principal responsable de la crisis financiera, ha hecho que esta medida sea el tema central a tratar en el encuentro que tendrá lugar en Canadá.
 
Aún no se tiene claro cuál será la modalidad impositiva. Zapatero dijo el martes que posiblemente se aplicaría una nueva tasa parecida al Fondo de Garantía de Depósitos, pero no se descartan otras fórmulas como una tasa a los activos (créditos), o la tasa Tobin, un tributo sobre las transacciones financieras.
 
Ante esto me planteo dos cuestiones :
 
1. ¿Qué medida afectará menos a los clientes?
 
2. ¿Cuál sería la opción más lógica teniendo en cuenta que lo que se desea es que la banca devuelva parte de los recursos que ha absorbido?