Desde que a principios de los setenta aparecieran en España los primeros cajeros automáticos y las primeras tarjetas de plástico, la banca ha tenido que irse adaptando a las nuevas necesidades de sus clientes y a los avances tecnológicos. En este artículo, publicado ayer en el Blog de Unience, podéis ver los principales hitos tecnológicos en el mundo financiero.
 
¿Hasta qué punto se están sabiendo adaptar las entidades a las nuevas tendencias? Aún les queda un largo recorrido, mientras que algunas sí que están aprovechando el tirón de los smartphones para crear aplicaciones para iphone y Android (las de BlackBerry van siempre con más demora), o mejorar la versión móvil de sus páginas, otras siguen sin saber explotar la banca online o la banca móvil.
 
Otros de los cambios más significativos está en los nuevos canales de comunicación, como las redes sociales. En el artículo mencionaba que la tendencia de algunas entidades es distribuir mensajes de sala de prensa, actividades de la obra social, actividades deportivas que patrocinan o como canal de atencio?n al cliente. El problema está en que utilizan estos canales de forma unidireccional,  perdiéndose la posibilidad de fidelizar y conocer las necesidades de sus clientes, así como aprovechar las críticas para mejorar sus productos y servicios.
 
Después de esto, lo que me gustaría saber vuestra opinión sobre qué herramientas les pediríais a vuestra entidad y qué información consideráis que sería útil e interesante que compartieran en redes sociales como Unience, Facebook o Twitter.
 
Por otro lado, ¿hacia qué avances tecnológicos tiende la nueva banca?