El Banco de España ha publicado hoy los datos de créditos dudosos a enero de 2012. Mientras que la tasa de impagos en hipotecas se situaba en diciembre en el 2,7%, la de créditos en promotores alcanzaba con un 20,9% la cifra más elevada de toda su historia. 
 
Según Cinco Días, la morosidad total se ubicaba en enero al 7,9%, la más alta desde 1994, y el panorama no pinta mucho más optimista. Las previsiones del sector apuntan a que el ratio de créditos impagados continuará subiendo durante todo el primer semestre.
 
En el siguiente gráfico vemos que de los 1,769 billones prestados en enero, 140.027 millones eran créditos dudosos, frente a los 135.838 millones de diciembre o los 110.775 millones en enero de 2011.
 
 
El otro día nos preguntábamos cuándo se unirá la banca española a la tendencia alcista de las entidades estadounidenses, pero la pregunta que debemos hacernos hoy es cuándo lograrán controlar su morosidad y poder seguir avanzando. ¿Hasta cuándo seguirá subiendo el impago?