El desempleo creció en EEUU durante el mes de mayo hasta 9,1%, más de lo esperado. Con esto se confirman las dudas que acechaban estos días a Wall Street.
 
La economía estadounidense sólo creó 54,000 empleos nuevos, reflejando el ascenso de los precios de la energía y el impacto del terremoto en Japón. Esta cifra es mucho menos a la que esperaban los analistas, que adelantaban cantidades de 150.000 o incluso 300.000 puestos nuevos (predicción de Deutsche Bank).
 
Esta noticia ha impactado en el mercado español, sufriendo el ibex35 caidas cercanas al 1%.
 
Las cosas parece que no se ponen nada fáciles al otro del charco... Esta misma mañana leíamos el aviso de Moody' sobre una revisión de la calificación de EEUU si no ve que se aumente el techo de deuda pública que tiene el país.