Una vez pasadas las elecciones, los medios económicos ahora se centran en las medidas más urgentes que deberán ser tomadas para España. Por un lado tenemos a los líderes de las instituciones europeas, que han advertido al nuevo presidente que deberá continuar con la agenda de ajustes presupuestarios y reformas estructurales marcada desde el año pasado por la Unión Europea. 

 

Por otro lado, Expansión publicaba hoy los siete planes de choque que no pueden esperar 100 días, entre los que están: 

 

  1. Sólo un tipo de contrato e indemnización creciente: reforma laboral que elimine la dualidad actual y que haga que sólo exista un tipo de contrato que prevea una indemnización creciente en el tiempo. 
  2. Dar un choque de crédito público : Para romper el círculo infernal en el que el BCE baja los tipos de interés del euro, pero el coste del crédito para pymes e incluso para las grandes empresas aumenta, hay que dar un choque de crédito público para romper esa espiral, reconduciendo el gasto público y aumentando los ingresos fiscales.  
  3. Dos puntos más de IVA y subida en Especiales:  No podemos incidir en tributación directa, ya que la subida del Impuesto sobre Sociedades supondría perder competitividad; el incremento del IRPF es poco viable, dados los altos tipos impositivos que tiene este impuesto; y en la tributación de las 'Megarentas' hay margen pero tendría un efecto social más que recaudatorio.
  4. Estructura de riesgos gestionable para la empresa: Mejorar la competitividad del país es básico porque es lo que permite una mayor productividad, garantía de un crecimiento sostenido y sano que puede crear puestos de trabajo. 
  5. Cargos sanitarios profesionales : La crisis ha puesto al descubierto la fragilidad de las cuentas públicas. Los recortes son imprescindibles pero no pueden sostenerse indefinidamente. Hay que replantear la financiación del sistema sanitario: más presupuesto, más impuestos, pago de los ciudadanos por los servicios o todo a la vez.  
  6. Una sacudida contundente a los servicios públicos: El sistema español de servicios públicos requiere de una sacudida contundente en sus estructuras y procesos, sus incentivos de funcionamiento, sus mecanismos de dirección y sus sistemas de gestión del capital humano. 
  7. Una universidad que compita por el talento: Hay que aspirar a la excelencia. No todas las universidades son iguales ni deben pretenderlo. Cada Universidad debe tratar de establecer su ámbito de excelencia.  Deben dotarse de un perfil diferenciado y convertirse en referente. 
 
Por otro lado, Cinco Días publicó ayer diez claves para salir reforzados de la crisis, y destacaba:
 
  1. Máxima prioridad: crear empleo, pero... ¿a cualquier precio?: tomar medidas para que el crédito retorne a los emprendedores y a las familias. Habrá que combinar en su justa medida un abaratamiento de los costes del empleo y una mayor flexibilidad para las empresas, sin mermar los derechos de los trabajadores.
  2. Restaurar la confianza en la economía ante un océano de dudas:  lo más urgente para restaurar la confianza de los mercados es cumplir con las promesas. La primera de ellas está muy próxima: el estricto cumplimento del objetivo de reducción del déficit fiscal. Para este año, este objetivo de déficit es rebajarlo del 9,2% al 6% del PIB, algo en que todos los servicios de estudios del país y hasta la propia Comisión Europea coinciden en que España no va a poder cumplir, a menos que se autoimponga medidas adicionales, muy especialmente en las Administraciones territoriales.
  3. Impuestos para un nuevo ciclo: deberá reformar el sistema tributario para que se adapte mejor a los momentos de crisis, asegure la suficiencia financiera del Estado y sirva para asentar un nuevo modelo productivo.
  4. Culminar la reforma de la banca y mejorar el acceso al crédito:  el Gobierno tendrá que idear mecanismos de control y sanción que anticipen, y en la medida de lo posible hagan innecesarias, nuevas intervenciones públicas en entidades financieras. 
  5. Pintan bastos para el Estado del bienestar: recortar la financiación de muchos servicios públicos
  6. Cómo volver a hacer creíble la apuesta por la I+D+i: estimular a las empresas, en especial a las pequeñas y medianas, para que persistan en su apuesta por la I+D+i y no recorten sus gastos.
  7. Una Administración pública más ligera y eficiente: Supresión de duplicidades, recortes de gasto y sinergias entre Gobierno, regiones y municipios
  8. Infraestructuras capaces de 'autofinanciarse: explorar fórmulas alternativas al pago de las obras con el Presupuesto
  9. Absorber el stock de vivienda con coste mínimo para la banca: drenar el excedente de viviendas sin vender ni alquilar que los cálculos más optimistas elevan a 700.000.
  10. Ganar cuota en el mercado mundial 

En distintas ocasiones hemos hablado en Unience sobre qué medidas podrían tomarse para salir, o mejor dicho, sobrevivir a la crisis, pero hoy me gustaría preguntaros de los dos listados anteriores: ¿qué 3 medidas pensáis que deberían ser las primeras en tomarse? ¿Y si estáis en contra de alguna de ellas?