Cuando ya parecía que este tema estaba cerrado, Krugman vuelve a poner en tela de juicio la salida de Grecia.
 
En el informe que realizamos a finales de año sobre perspectivas de 2012, la mayoría de los inversores descartaban la ruptura de la zona euro y el 77% negaban por completo que algún país pudiera salir de la unión. Entre los que pensaban que sí era posible, las apuestas estaban mayoritariamente en torno a Grecia. 
 
Hoy en Expansión he visto esta noticia firmada por de Financial Times sobre el tema: ¿Y si Grecia sale del euro? Las seis preguntas clave 
 
Según el artículo, después de que el 70% de los griegos votaran a los partidos que rechazan las condiciones del rescate vuelven las dudas sobre una posible salida de Grecia de la Eurozona. En cambio, según las encuestas, el 80% de los griegos quieren permanecer en el euro. 
 
Financial Times asegura que la salida se produciría porque, sin nuevos préstamos, el Gobierno no dispondría de dinero para pagar la Seguridad Social y los salarios del sector público. Además, el BCE podría retener los fondos de los bancos griegos, provocando su caída. 
 
En cuanto a las repercusiones para Grecia, el FMI calcula que el país heleno necesita al menos una devaluación de entre el 15% y el 20% sobre la media de la eurozona recuperar la competitividad. Dos escenarios posibles:
 

  • En el optimista se logra reactivar el sistema bancario y que la opinión pública acepte un fuerte deterioro del nivel de vida.
  • En el pesimista, el Gobierno usaría sus nuevos poderes de autonomía monetaria para compensar los efectos de la devaluación y generar prosperidad a través del gasto, lo que podría producir hiperinflación. 
 
Ante la gran pregunta: ¿puede la eurozona contener el contagio? Financial Times lo tiene claro, se podría evitar convenciendo de que Grecia era un caso especial, en caso contrario se produciría una ruptura desordenada del proyecto del euro.