Por todo lo leido en los periódicos económicos y en los suplementos de dinero de los diarios dominicales, de los economistas, premios nobel, profesores de la London School , Harward, MIT, etc,etc. llego a las siguientes conclusiones:
Usa, Europa y Japón han acabado el ciclo productivo y deben pensar en la nueva era emprendedora para salir de la actual crisis y no caer en la misma piedra. ¿Como?, con iniciativa, talento, creatividad y tecnología. Hay que hacer un gran cambio de actitudes y pensamiento, creer que ya nada será como antes y así será posible el cambio. Sólo tenemos que pensar, recuerdo que yo decía en mi antigua empresa: a mí me pagan por pensar y realmente así era y ponía en práctica lo que pensaba con gran anuencia de mis jefes. A veces tenía éxito y aveces fracasaba, pero con el fracaso es con lo que más se aprende. En USA, el banco confía en tí en el cuarto oquinto fracaso, aquí ni en el primero, por eso allí tienen siete veces más premio Nobel que aquí.
Ahora existen 3,500 millones de personas en el Mundo que están dispuestas a producir para llegar aser la anhelada clase media de sus respectivos países y para eso ha llegado la globalización, para quedarse.
No voy a hablar de Inditex, Mango, Cisco, etc,etc. Son de sobra conocidos. Voy a hablar de ejemplos muy cercanos a mi persona.
Las personas de las cuales voy a hablar nacieron entre 1945 y 1948, ose son de mi edad. Hace 40años , uno de los amigos de los que me sigo viendo actualmente trabajaba como médico en un gran hospital de Barcelona y hace 25 años creó una fundación para establecerse sólo y no depender de su nómina. Demomento ha sido todo un éxito y tiene un reconocido prestigio en la ciudad Condal, además de tener unos ingresos muy suculentos, Ah! se me olvidaba, nunca ha comprado un piso, siempre ha vivido de alquiler. Para mí lo que él hizo hace 25 años es lo que debemos empezar a hacer ahora todos, cuando le hemos visto las orejas al lobo, además tiene tiempo de ir en barco, de viaje, etc.
Curiosamente, tengo otro que ha hecho lo contrario, sólo vive para mantener sus casas de la playa, la montaña y Barcelona, que dicho sea de paso velen mucho menos que antes y hay que mantenerlas, limpiarlas , lavar cortinas , etc. con lo bonito que es dedicar el tiempo a aprender y ayudar.
Podría escribir un libro sobre la apasionante etapa que nos tocará vivir, pero prefiero no aburrir a la audiencia con el tema, de todas formas estoy a disposición de quién quiera.
Saludos de un seguidor de la economía y demás ciencias sociales.
Mistol