Decía el politólogo francés Dominique Moïsi que Islandia eligió a una mujer fuerte y responsable para afrontar una crisis causada por varones.
También comenta que la profundidad y la gravedad de la crisis económica y social en países como Grecia , Portugal y España brindan una oportunidad a las mujeres. Ante lo que muchas ven como el equivalente a una guerra económica, Las mujeres están desempeñando un papel cada vez más importante en el mantenimiento de la seguridad financiera de las famílias y cuanto más se generalice esa situación, más mujeres aspirarán a un papel político que refleje su influencia económica.
Naruralmente, el cambio de condición de las mujeres puede no plasmarse inmediatamente en una influencia política cada vez mayor y el resto de Europa podría seguir el ejemplo de Escandinavia, donde la igualdad entre los sexos ha avanzado mucho más que en ninguna otra parte y esa dinámica parece estar ya en marcha.
De momento ya tenemos a la primera presidenta del Fondo Monetario Internacional.