Este es el título del libro de dos economistas del MIT(en el cual ha estudiado nuestro CEO Nicolás Oriol) llamados Abhijit V. Banerjee y Esther Duflo sobre uno de los males económicos más difíciles de resolver. Todo lo relacionado con el Massachusetts Institute of Technology me dá confianza por su credibilidad.

Todo está basado en las investigaciones del Laboratorio de Acción contra la Pobreza que ambos fundaron en 2003 en el MIT para apoyar a investigadores, Gobiernos y organizaciones no gubernamentales en sus proyectos. Despojados de posiciones ideológicas, pero llenos de pragmatismo y de compromiso. Banerjee y Duflo analizan las políticas y las medidas que a pequeña escala han supuesto una verdadera revolución en la comunidad donde se han aplicado y cuyos resultados, en muchos casos,contradicen nuestras creencias más arraigadas.

Sigo con la reseña del libro editado por Taurus/ Pensamiento .

Por ejemplo, en el libro se cuenta el caso de un grupo de agricultores en Kenia que veían malograrse año tras año sus cosechas. De nada servían los subsidios públicos a los fertilizantes y pesticidad que recibían. El hecho diferencial surgió cuando se estableció un acuerdo entre los agricultores y los fabricantes de fertilizantes para que los primeros pudieran comprarles nada más vender sus cosechas, que eran cuando tenían dinero para hacer ese gasto. Pero para evitar que se echaran a perder acordaron que los fabricantes se lo sirvieran a los agricultores meses más tarde, cuando realmente les era necesario. Ese simple hecho sirvió para mejorar las cosechas de forma mucho más efectiva de lo que lo habían hecho nunca las ayudas públicas.