nunomunoz

Cómo cobrar una factura a la administración


Escrito 14 Aug 14

La actual crisis económica ha provocado un incremento de la morosidad y de los impagos entre las empresas, también entre éstas y la Administración Pública, prácticamente en todos los sectores de la economía española.

Los impagos, retrasos y prórrogas en la liquidación de facturas vencidas están afectando notablemente a las empresas, muchas de las cuáles se ven obligadas a cerrar sus negocios por graves problemas de liquidez a causa del impago de facturas. En especial, esta situación de impago está afectando a las pequeñas y medianas empresas, que tienen mayores limitaciones de tesorería y son muy dependientes del crédito a corto plazo.

Dicho incremento de la morosidad también se puede ver por parte de la Administración Pública, un tema que preocupa a muchas empresas que no pueden hacer frente a sus pagos debido a los retrasos e incumplimientos de las obligaciones de pago de la Administración. Por eso es importante conocer de primera mano cómo puede un empresario cobrar sus deudas con la Administración.

En los últimos años, ha habido cambios en la legislación española estableciéndose variaciones para hacer efectivas las deudas de las Administraciones Públicas. Por lo que los impagos se regulan de la siguiente forma:

  • Plazos únicos. La Administración deberá realizar el pago en el plazo de 30 días desde que emite la certificación de obra que acreditan la conformidad con los bienes entregados o servicios prestados y siempre y cuando el contratista haya presentado la factura.

  • Procedimiento para reclamar. En caso de que se sobrepase el plazo establecido sin realizar el pago, el contratista tendrá que reclamar por escrito el pago de la deuda. Transcurrido un mes, si la administración no contesta, se entiende reconocido el vencimiento y por tanto la reclamación vía judicial

Actualmente, muchas empresas trabajan con financieras como Corfisa que ofrecen sus servicios de anticipo de facturas para que tanto pymes y autónomos consigan la liquidez que necesitan para hacer frente a sus pagos. De esta forma, se evitan situaciones de falta de liquidez de las empresas, ya que la financiera pone a su disposición la liquidez que necesitan de forma rápida y sencilla. Además una de las razones para contratar este tipo de servicios es que en caso de impago de la Administración Pública, es la propia financiera la que asume el riesgo.

Comentarios (0)