Óscar García Muñoz

(oscargm)

Gestor de contenidos en redes. Trabajo para que la gestión financiera sea accesible para todos

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

¿Está funcionando mi cartera o no?


Escrito 20 May

Los inversores organizan sus inversiones de manera eficiente en carteras. Esta es la norma, pero la pregunta es: ¿cómo hacer un seguimiento de mi cartera? ¿Puedo prever de algún modo problemas en mis inversiones? ¿Qué ratios debería tener en cuenta para configurar y distribuir mis activos?

Hay algunos indicadores que nos dan pistas si vamos o no por el camino correcto y los cambios que debemos adoptar:

- Rentabilidad: por supuesto, es el primero. Como inversor, no debes estar ansioso en el corto plazo, porque la volatilidad es la norma actual. Deberías utilizar herramientas que proporcionen diferentes plazos para comparar la evolución. Sin embargo, tienes que pensar en cambios si la rentabilidad se mantiene negativa en el medio plazo.

- Comparar con otras referencias: es una buena idea comparar la evolución de tu cartera con los benchmarks (un índice o un smart benchmark). Esta comparación te ayudará a evaluar la proporción de beneficios o pérdidas que tienes y relativizar o subrayar la importancia del resultado. Por ejemplo, si tu cartera pierde un 3% y tu benchmark pierde un 5%, no está tan mal. Estás mejor que el índice, aunque deberías considerar cambiar tu estrategia, si la tendencia negativa se intensifica.

- Diversificación: consigue gráficos de la proporción de activos en tu cartera relacionado con regiones, divisas y categoría de activos. Una distribución diversificada te ayudará a evitar diversos riesgos.

- Riesgos: es realmente el segundo indicador más importante después de la rentabilidad. Analiza la volatilidad, el valor en riesgo (value at risk o VaR en inglés) y la contribución al riesgo de tus posiciones. Un análisis segmentado te enfocará mejor a tus próximas decisiones. ¿Debería mantener, comprar o vender? Otra cifra bastante importante es la ratio Sharpe para entender cómo es de interesante asumir riesgos para conseguir una determinada rentabilidad.

- Tendencia: deberías como inversor utilizar herramientas para conocer la tendencia de la cartera, si es alcista o bajista.

- Coherencia entre la cartera y el perfil inversor: ¿es tu cartera coherente con tu perfil inversor, tu tolerancia al riesgo y la rentabilidad esperada? Esta es otra cuestión que debes plantearte.

Necesitas herramientas para hacer un análisis completo y obtener una vista global de tu cartera y tomar las mejores decisiones para mejorar tus resultados. Es importante que utilices indicadores objetivos, observes riesgos y retornos, comprendas todo y tomes decisiones racionales, nunca guiadas por situaciones a corto plazo. Al final, no solo se trata de beneficios, sino sobre todo de preservación de capital. La plataforma T-Advisor ofrece estas cifras para que cualquier persona pueda configurar y hacer una distribución de activos en sus propias carteras del modo más eficiente.


Comentarios