Óscar García Muñoz

(oscargm)

Gestor de contenidos en redes. Trabajo para que la gestión financiera sea accesible para todos

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Alfa y beta: los griegos en mi cartera


Escrito 12 Jun 14

Dos conceptos fundamentales en la teoría moderna de carteras son los índices alfa y beta. Proporcionan información al inversor sobre el riesgo del activo (una acción, un fondo, un ETF) comparado con su índice de referencia, pero ambos son sustancialmente diferentes.

Si entramos en nuestra pantalla de T-Advisor y elegimos un activo (para este caso, Vestas Wind Systems), el T-Report correspondiente tiene un apartado titulado “Rendimiento relativo vs índice”. Ya hemos publicado  sobre la correlación. Ahora, expliquemos que son alfa y beta y por qué son referencias importantes para los inversores.

Alfa muestra la rentabilidad añadida del valor comparado con el índice de referencia para un determinado riesgo asumido. En la imagen, la cifra es 0,0197. Esto significa: este activo tiene una rentabilidad mejor que el índice de referencia. Cuando más alta, mejor. Esta rentabilidad adicional tiene que ver con razones no vinculadas al índice. La medida también existe para fondos y carteras. Una manera de descubrir si el gestor del fondo es bueno es simplemente mirando el alfa.

¿Y la  beta? En este caso, esta cifra mide la volatilidad o cuánto varía el precio del activo cuando el índice se mueve hacia arriba o hacia abajo un 1%. Si es positivo, el activo varía en la misma dirección que el índice. Si es negativo, la variación es al contrario.

Por ejemplo, en la imagen de arriba, beta es 1,27. Esto significa que el activo es más volátil que el índice: cuando el índice cambia un 1%, el activo lo hace un 1,27%. Si la ratio fuera menor de 1, significa que el activo tienen una baja volatilidad.

Esto es la teoría, pero ¿qué hay que decir de la práctica? Simplemente, recuerde  algunas ideas:

  1. Busque alfas positivas pero esté atento conjuntamente a la beta, porque la beta indica cuándo riesgo está asumiendo.
  2. En mercados alcistas, busque activos con betas altas positivas
  3. Por el contrario, en mercados bajistas, busque betas bajas o negativas, que apuntan una correlación inversa.

En todos los casos, el inversor está eligiendo su exposición al riesgo. T-Advisor proporciona las cifras. Cuánto es su exposición es una cuestión de su propia decisión.


Comentarios

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!