Óscar García Muñoz

(oscargm)

Gestor de contenidos en redes. Trabajo para que la gestión financiera sea accesible para todos

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

EEUU: incertidumbres económicas en un año electoral


Escrito 18 Mar 16

La economía americana ha mostrado como una economía abierta puede rendir lo mejor y lo peor. En los años del comienzo de la crisis, hubo una profunda caída en todos los indicadores. El PIB cayó un 8% en un trimestre en 2009, pero al final del año, creció en torno a un 4%. Sin embargo, la evolución muestra una gran inestabilidad y las predicciones son similares, con una perspectiva de entre el 2-3% de crecimiento del PIB para este y el próximo año.

La pasada tormenta del mercado fue también peligrosa para los inversores. Bajo estas circunstancias, la Reserva Federal eligió una estrategia de “esperar y ver”. Finalmente, en su último encuentro, la institución apuntó dos subidas de tipos en vez de cuatro, como mencionó en diciembre. Las inversiones y las exportaciones se mantienen flojas y una subida de tipos puede encarecer al dólar, lo que no sería muy positivo para futuros desarrollos.

Estas incertidumbres tienen lugar en una año electoral para la presidencia. Las elecciones primarias muestran el siguiente escenario: la lucha demócrata está entre la moderada Hillary Clinton y el liberal (en sentido americano, que en Europea sería socialdemócrata) Sanders; por su lado, los Republicanos están divididos entre el millonario Donald Trump y el senador Ted Cruz. Clinton y Trump, respectivamente, tienen la ventaja. La diferencia es que el Partido Republicano no apoya a Trump. Ya se verá la evolución de esta situación, más aún cuando The Economist ha puesto a Trump en la lista de los 10 principales riesgos globales.

¿Qué está pasando en los mercados estadounidenses? Si tenemos en cuenta el índice S&P 500 como una de las principales referencias, ha habido un crecimiento constante hasta el año pasado, cuando las incertidumbres del mercado volvieron con la crisis china y cómo podía afectar a EEUU, aparte de la caída del precio del petróleo.

La tendencia global de T-Advisor también muestra la debilidad de este último año:

El panorama inversor no está claro, pero varios expertos son optimistas sobre la evolución positiva del S&P este año, con un cierre mejor que al comienzo del año. Por ejemplo, Oppenheimer es el más optimista y apuesta que el índice de referencia cerrará el año en torno a 2.300 puntos.

En el caso del Dow Jones, estas son las empresa con el mejor rendimiento el año pasado:

Por el contrario, estas son las peores:

Llama la atención cómo la tecnología no es una apuesta segura, ya que Microsoft está en cabeza, pero IBM está entre las empresas con peor retorno, por solo mencionar dos marcas muy conocidas.

En resumen, la política tendrá influencia este año en EEUU, pero la maquinaria económica funciona con mucha independencia. Las acciones de la Fed, la evolución del precio del petróleo y el dólar, así como la evolución de Asia tendrán más efecto seguramente que la posible elección entre Trump y Clinton.


Comentarios

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!