Óscar García Muñoz

(oscargm)

Gestor de contenidos en redes. Trabajo para que la gestión financiera sea accesible para todos

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Elige tu objetivo financiero y crea tu estrategia para conseguirlo


Escrito 21 Apr 16

Invertir es una actividad seria. No es jugar a la lotería o apostar. Cuando inviertes, lo haces con un objetivo financiero específico: tu jubilación, tu casa o simplemente obtener buenos rendimientos para tu dinero. En cualquier caso, no puedes elegir tus inversiones de forma azarosa, sino con una estrategia.

 

El planificador de inversiones de T-Advisor te ayuda a seleccionar tu objetivo y obtener una estrategia en cuatro sencillos pasos. En el módulo “Mis objetivos”, haz click en “Nuevo Plan” y una ventana emergente te propondrá hasta 7 planes diferentes: invertir, vivienda, estudios, coche, vacaciones, salud y jubilación. Cada plan tiene sus configuraciones específicas para adaptar adecuadamente los resultados.

 

El sistema te preguntará por tu perfil de riesgo para seleccionar una estrategia cómoda para ti de conservadora a dinámica. El riesgo se vincula con la proporción de renta variable que estás dispuesto a aceptar en tu cartera. Si tienes dudas, la herramienta te ofrece un cuestionario sencillo para definirla.

Como resultado, obtienes una proyección con los retornos esperados y el mejor y peor escenarios. La herramienta también añade ajustes para evaluar los efectos de impuestos e inflación.

 

Al final, el sistema propone una distribución genérica vinculada a categorías de producto, no a fondos, acciones o ETFs específicos. Después de eso, puedes crearte tu propia cartera siguiendo esta propuesta.

 

¿Tienen sentido todas estas herramientas? Por supuesto. Son muy útiles para cualquier inversor, porque muestra las opciones de obtener resultados concretos en un periodo específico. Es una herramienta para evitar falsas proyecciones o sueño. A la hora de invertir, es importante ser realista, porque estás utilizando tu propio dinero. Las inversiones son siempre arriesgadas y las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras, como insisten los clásicos textos de descargo de responsabilidad. Por eso, los inversores deben utilizar herramientas para planificar y organizar sus carteras.

Uno de los principales problemas que encontramos en los inversores medios es la falta de planes. Tienen dinero, pero no saben qué hacer con él o cómo distribuirlo. Esta indecisión tiene un efecto negativo: su dinero pierde poder adquisitivo y no se benefician de posibles evoluciones positivas en los mercados financieros. Están perdiendo doblemente.

Con un planificador de inversiones, cada uno es consciente de sus opciones para conseguir un objetivo, organizar globalmente sus finanzas, percibir los progresos y cambiar la estrategia, si no funciona. Este es el objetivo que T-Advisor apoya como modelo: los inversores deben tener el control de sus decisiones financieras con las mejores herramientas gratuitas.


Comentarios

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!