Óscar García Muñoz

(oscargm)

Gestor de contenidos en redes. Trabajo para que la gestión financiera sea accesible para todos

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Gestionar la tesorería de una empresa a través de carteras


Escrito 22 May 14

La tesorería es importante en la gestión de flujos de una empresa. Después de considerar la estrategia propia relativa a cobros y pagos, la empresa debe tener en cuenta como manejar esa liquidez. ¿Cómo almacenarla? Este dinero tiene un retorno muy bajo hoy en día si se deposita en cuentas o depósitos a corto plazo, porque los tipos de interés están en puntos históricamente bajos. Por el contrario, hay comisiones de custodia y al final está pagando para tener su dinero seguro en vez de obtener un rendimiento del mismo.

Una estrategia de cartera para tesorería puede ser una alternativa interesante. En primer lugar, la empresa debe definir los plazos de cobros y pagos y cuánto dinero puede acumular en promedio. Este dinero puede ahorrarse en diferentes carteras según los objetivos: por ejemplo, una cartera para gestionar el pago de salarios, una cartera para acumular cobros de un cliente específico del que obtiene ingresos regulares… Esta cuestión debe definirse en función del negocio de la compañía, la estructura de clientes y el cash flow, entre otros parámetros.

Ya tenemos el objetivo (invertir en carteras), tenemos la estrategia (cuándo dinero en qué tipo de carteras), pero necesitamos la herramienta. En T-Advisor, hemos desarrollado herramientas específicas que ayudan a las empresas a gestionar carteras. ¿Qué debe tener en cuenta cuanto las configure?

  • Su perfil de riesgo: si es conservador, busque activos con un  VaR y una volatilidad bajas
  • La  tendencia y el ciclo del activo: vigile esto, porque si crea una cartera para conseguir un rendimiento a corto plazo (por ejemplo, un mes), este aspecto es muy importante.
  • El  smart benchmark de cartera: debería comparar su rentabilidad con otros índices.
  • La  diversificación: evite concentrar todo en un tipo de activo o en un mercado.

 

Con el tiempo, podrá gestionar y cambiar las carteras ayudándose de  alertas y modificando la composición de la cartera con el  optimizador.

Nuestra propuesta no es nada rara. Se aplica en multitud de empresas y es posible aplicarla en pequeñas y medianas empresas. Como ejemplo, lea qué está haciendo una  institución internacional con su tesorería:  simplemente lo que acabamos de explicarle.

En T-Advisor tenemos varias carteras modelo que pueden ser una idea. Nuestra cartera conservadora tiene un VaR a un año de .2,73% y un retorno desde el 1 de enero del 5,28% (con un retorno histórico del 21,28% a tres años).

Comentarios (0)

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!